Coe, un VIP en el 'barro' de los populares

Dicen todos los que han tenido la oportunidad de tratar a Sebastian Coe que es una persona "de lo más normal". Campeón olímpico de los 1.500 metros en Moscú 1980 y Los Ángeles 1984 y subcampeón en 800 en los mismas citas, el británico es hoy en día la cara visible de un atletismo mundial que ya sin Usain Bolt, retirado, ni Mo Farah, que ha limitado sus apariciones tras despedirse de la pista, se ha quedado sin un gran referente.

Mientras surge alguien, puede que Coe sea esa figura, sobre todo por su tolerancia cero contra el dopaje, que desgraciadamente centra más atención en el atletismo en los últimos años que las propias competiciones. "En el mundo del deporte no tiene cabida el dopaje. Hay una serie de valores que hay que cumplir, en los que el consumo de sustancias prohibidas debe ser castigado. No hay sitio en el deporte para deportistas que se han dopado. Esos valores hay que protegerlos", afirmó antes de correr la prueba popular del Cross de Itálica, una idea que le venía rondando en la cabeza y que se fraguó el mismo sábado por la tarde.

El presidente de la IAAF, como buen ex atleta, sigue corriendo habitualmente. Durante la cena del día anterior soltó la idea y la organización abrió los brazos ante tal posibilidad. Un mito vivo del atletismo mundial y el máximo dirigente internacional de este deporte corriendo en Itálica. Como para decirle que las inscripciones estaban agotadas. Corrió con el 1, dorsal que, firmado, pasó a engrosar el museo de joyas del Cross de Itálica, y acabó en el puesto 455 con un tiempo de 33.05 (posición 57 de su categoría máster) a sus 61 primaveras. "Ha sido una carrera con fantásticas vistas que he disfrutado. Esto es en esencia el cross. Corro todos los días. A veces solo, pero esta vez tuve a grandes personas al lado", afirmó.

Pero Coe estaba en Sevilla para mucho más que para correr. La reunión de la Comisión Técnica de cross country de la IAAH se celebró en la ciudad hispalense con la idea de poner las bases del futuro de la modalidad de campo a través. La intención es crear una liga mundial, al estilo de la Diamond League con las mejores carreras internacionales y premios acorde a ello. ¿Estará Itálica entre ellos? "Por supuesto. Itálica es el mejor cross del mundo", sentenció Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de la Diputación, para quien "contar con Coe aquí es la guinda del pastel". "Es proyectar la imagen que queremos a todo el mundo", insistió el político.

Pero cabe la posibilidad de que en esa hipotética liga sólo haya una prueba por país y España cuenta con varias carreras de primer nivel. ¿Qué haría la Federación Española? "No creo que si se materializa esa liga haya un solo cross por país. Hay 8 ó 9 cross de primer nivel mundial, varios en España, con prestigio e historia y no creo que la IAAF deje fuera a algunos con mucha tradición por esa idea. Los cross importantes de España estarán y lo que se está haciendo ahora es intentar ajustar los calendarios para que todos tengan cabida en una hipotética Liga Mundial de Cross y endurecer esta modalidad", comentó el presidente de la RFEA, Raúl Chapado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios