Fútbol

Cristiano Ronaldo contra Messi: un duelo para la historia

  • Las estrella de Real Madrid y Barcelona siguen haciendo méritos para equiparar su rivalidad a la de figuras históricas como Magic Johnson y Larry Bird o Ayrton Senna y Alain Prost.

Comentarios 7

Gol a gol, premio a premio, título a título, el duelo Leo Messi-Cristiano Ronaldo está incrustándose por derecho propio en la lista de las grandes rivalidades de la historia del deporte. El argentino y el portugués fueron los autores de los goles de sus equipos en el 2-2 del magnífico clásico disputado el domingo entre Barcelona y Real Madrid, un nuevo episodio de una confrontación que empieza a ubicarse al nivel de leyendas como los baloncestistas Magic Johnson y Larry Bird, los atletas Sebastian Coe y Steve Ovett, los tenistas Jimmy Connors y John McEnroe o los pilotos Ayrton Senna y Alain Prost. "Debería estar prohibido decir quién es el mejor jugador del mundo. Estos dos son de otro planeta", aseguró el técnico del Real Madrid, José Mourinho, después del partido, que había sido calificado como un duelo directo por el Balón de Oro.

El clásico, calificado como "memorable" por la prensa española, fue en buena medida lo que sus estrellas quisieron que fuera. Ningún jugador tiró entre los tres palos, salvó ellos, y ambos confirmaron que son las dos grandes estrellas del fútbol mundial. Messi ganó las últimas tres ediciones del Balón de Oro y Cristiano Ronaldo llegó a la Liga española con la idea de recuperar el cetro individual que consiguió en 2009 con el Manchester United. Y nunca como hasta ahora pareció tan cerca de lograrlo, aunque nadie sabe si sus esfuerzos serán suficientes para superar al argentino en la votación final de un trofeo que tanto le obsesiona.

Pero más allá de la distinción individual queda una colosal batalla entre dos futbolistas gigantes, dos jugadores extremadamente ambiciosos que cada año parecen mejorarse el uno al otro por la enorme competitividad que atesoran sus respectivas personalidades. De caracteres tan diferentes, la pasión por superarse es de las pocas cosas que los une. El mundo del baloncesto vivió en la década de los 80 un duelo parecido entre Magic Johnson y Bird. El primero ganó cinco anillos de la NBA con los Lakers y tres consiguió el jugador de los Boston Celtics. Ellos abrieron la Edad de Oro de la NBA. En tres ocasiones se vieron las caras en la final y para acabar su gloriosa carrera ambos jugaron juntos en el Dream Team de Estados Unidos que logró la medalla de oro olímpica en Barcelona 1992. Aunque, rivalidades aparte, los dos eran (y son) excelentes amigos. La historia de este enfrentamiento fue tan significativa para los aficionados estadounidenses que incluso mereció este año el estreno de un musical llamado Magic/Bird en Broadway

El mundo del atletismo vivió momentos de gloria con el duelo entre los ingleses Coe y Ovett a finales de los años 70. La rivalidad exhibida por ambos posibilitó que el atletismo adquiriera una atención mediática nunca vista antes. Muchos consideran que estos dos mediofondistas inauguraron la era moderna del atletismo. En el tenis, hubo grandes duelos y uno de los últimos clásicos es el que remite a Rafa Nadal y Roger Federer. Pero esta sana rivalidad poco tiene que ver (principalmente por el componente de odio) con la que protagonizaron en los 80 los estadounidenses Connors y McEnroe. En esa década también hubo otro duelo estelar en la Fórmula 1, con Prost y Senna como protagonistas. Ambos dejaron para el recuerdo inolvidables carreras. Aunque no llegaron a odiarse, su relación fue más bien fría. Pero el fallecimiento del brasileño en 1994 durante una prueba en San Marino desató las emociones de Prost: "Cuando Ayrton murió, fue el final definitivo de mi historia en la Fórmula 1. Parte de mí murió también". De 25 y 27 años respectivamente, Messi y Cristiano Ronaldo tampoco cultivan precisamente una amistad, pero ofrecen un duelo insólito en la historia del fútbol.

Nunca antes coincidieron dos futbolistas de tal calibre en una misma época, dos goleadores tan mortíferos, en tiempo y lugar. Lo hacen en Barcelona y Real Madrid, dos de los clubes más exitosos de la historia y las grandes referencias del momento. Y ambos están ahora en plenitud, como se vio el domingo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios