Cúper se despidió de la plantilla en cinco minutos

  • El técnico argentino rehuyó a los medios para no hablar en el día de su adiós al Betis

La etapa de Héctor Cúper en el Betis llegó a su fin el pasado domingo, pero el argentino se pasó ayer por el entrenamiento del equipo en el estadio de Heliópolis para despedirse de la plantilla. Cúper llegó sobre las diez de la mañana y evitó responder a las preguntas de la prensa de mala manera. "No voy a hacer declaraciones, sólo vengo a despedirme de los jugadores. Por favor, por favor", comentó un huidizo Cúper, con el semblante más serio que en otras ocasiones.

Cinco minutos después de su entrada en el estadio, el técnico salía y de nuevo se negaba a despedirse de los aficionados e incluso obligó al jefe de prensa, Manuel Reyes, a acompañarlo para interponerlo ante los medios de comunicación. Mientras tanto, sus ayudantes, el que era su segundo entrenador, Gustavo Siviero, y el preparador físico, Juan Manuel Alfano, aguardaban en las inmediaciones del estadio, pero también evitando realizar declaraciones.

"Estamos agradecidos a Cúper, porque ha sido muy trabajador y humilde, pero hay que darle las gracias y pasar página, porque mañana no nos acordaremos de nada. Trabajamos por el presente y el futuro, y, a día de hoy, tenemos un entrenador nuevo y hay que pensar en hacerlo lo mejor posible", comentó Damià, que entiende la decisión tomada por la entidad: "Cuando las cosas no van bien no es por el entrenador o los jugadores, siempre es algo más general. Pero los dirigentes toman medidas y los jugadores las acatamos. No nos queda otra que procurar mejorar lo que hemos estado haciendo".

Cúper apenas tuvo tiempo para agradecer a los jugadores el apoyo mostrado en todo momento, pese a las diferencias existentes en las últimas fechas. "Nos ha dado las gracias por el trabajo que hemos realizado, porque había ganas de hacerlo bien y trabajar se ha trabajado. A veces no salen las cosas y ya está".

La era Héctor Cúper ha llegado a su término, aunque el técnico aún tiene que firmar su finiquito con Lopera, algo que no debe suponer problema alguno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios