Fútbol l Primera División

Declaración de amor eterno a los iconos

  • El Real Madrid firma un contrato vitalicio con Raúl y Casillas para asegurar que ambos se retirarán en el equipo madridista

Comentarios 2

El Real Madrid y sus iconos se juraron ayer amor eterno. Raúl y Casillas firmaron un contrato "vitalicio" con su club que garantiza que se retirarán del fútbol en la entidad blanca.

Según anunció ayer el líder de la Liga, el delantero Raúl, de 30 años, prolongó su contrato una temporada, hasta la 2010-2011, a partir de la cual renovará por otra más automáticamente si juega al menos 30 partidos. Casillas, de 26 años, alargó su relación con el club hasta 2017, pero después se le aplicará la misma norma que para su compañero y capitán.

"Hoy, que celebramos el día de los enamorados, decimos que Iker, Raúl y el Real Madrid se quieren, se necesitan, se complementan y por esa razón han decidido unirse de por vida", aseguró el presidente, Ramón Calderón, en una comparecencia conjunta con ambos jugadores en la que no quiso hablar del dinero que percibirán. "Menos del que se merecen", zanjó.

Apenas "cinco minutos", confesó Raúl, tardó el capitán en cerrar el nuevo acuerdo que le liga al menos hasta los 34 años con el equipo con el que debutó en la Primera División. "Es un día muy feliz para mí", aseguró el delantero. "El club me está valorando".

Raúl vive actualmente una "segunda juventud" en el club, después de tres años difíciles, en los que tanto su rendimiento como los títulos del Madrid bajaron ostensiblemente. Ahora, sin embargo, el delantero parece haber recuperado su olfato de gol y con 11 tantos es el segundo artillero del equipo por detrás de Van Nistelrooy.

Máximo goleador histórico de la Liga de Campeones y de la selección española, Raúl procede curiosamente de las categorías juveniles del máximo rival del Real Madrid en la capital, el Atlético. El atacante nunca ocultó sus simpatías infantiles por el club rojiblanco, pero tras 14 temporadas en el Real Madrid, ha terminado por convertirse en un símbolo del madridismo y en un referente en el vestuario blanco.

"Estoy feliz por mi renovación, pero sobre todo estoy feliz por la de Iker hasta 2017. A mí me será difícil estar ahí por esas fechas", bromeó. "La gente joven nacional como Iker debe transmitir esos valores que el club quiere".

Casillas debutó en 1999 en el primer equipo del Real Madrid, cuando apenas tenía 17 años. Desde entonces su presencia en el equipo fue muy regular, y en las últimas seis temporadas es titular indiscutible. Desde la salida de Raúl de la selección, el portero es además capitán del equipo nacional. En dura pugna con el italiano Gianluigi Buffon por el título "oficioso" de mejor arquero del mundo, Casillas es un jugador respetado entre hinchas y rivales tanto por su calidad como por su personalidad afable.

"Me vas a permitir, presidente, que un día como hoy, con dos noticias muy buenas, tanto la de Raúl como la mía, me acuerde de un compañero que lo está pasando fatal como Ronaldo, después de la lesión que tuvo ayer", dijo ayer en el anuncio de su renovación.

Raúl aprovechó el acto para marcar distancias con la época de los "galácticos", ligada al glamour y el capricho. Españoles y crecidos en la casa, Raúl y Casillas son los estandartes del núcleo nacional del Madrid, donde también destacan jugadores como Guti y Míchel Salgado.

"En el último año hemos recuperado muchas cosas y estamos formando el camino para que estos valores no se pierdan", advirtió Raúl, cuyo carácter introvertido siempre se contrapuso con el concepto comercial con el que manejó el club el anterior presidente, Florentino Pérez, autor del fichaje de jugadores como Figo, Zidane, Ronaldo y Beckham.

Todos ellos están hoy fuera del club y el Madrid parece emprender un nuevo rumbo. Tras el título logrado el año pasado a las órdenes de Fabio Capello, el Madrid lidera con holgura la Liga esta temporada a las órdenes del alemán Bernd Schuster. Y tan contento está Calderón, que ya piensa también en una ampliación de su contrato. Ésta, en cualquier caso, no será de por vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios