Duscher, con la maleta abierta

  • El argentino afirma que el presidente del Racing le aseguró que "no habría problemas" y cree que su fichaje será oficial esta semana · Ya ha hablado con Jiménez sobre su rol en el equipo

Aldo Duscher permanece en Alemania en la concentración de pretemporada del Racing, pero sabe que en cualquier momento puede recibir una llamada y empezar a preparar el equipaje de inmediato. Su fichaje por el Sevilla, como él mismo dice, es cuestión de horas, pero sigue a la espera de que José María del Nido y Francisco Pernía limen unas pequeñas diferencias que aún no hacen posible que el acuerdo final pueda hacerse oficial.

El jugador, como ya es conocido, tiene un acuerdo cerrado ya con la entidad nervionense de tres temporadas de duración y confía en que "esta semana" todo se desbloquee y pueda incorporarse al trabajo en su nuevo club.

El internacional albiceleste repasó la situación actual de las negociaciones para varios programas radiofónicos dejando claro siempre que, en su opinión, el final está muy cerca. "Más de esta semana no se puede estirar", comenta el todavía jugador racinguista, que se reconoce "con un poco de ansiedad" por la espera. Duscher aclaró que ya ha llegado a un acuerdo con el Sevilla y que espera que Racing y Sevilla se pongan definitivamente de acuerdo. "Entre nosotros está todo arreglado. Mi representante me dijo que está todo bien y que queda aguardar a que los clubes acerquen sus posturas. Yo creo que sí, que se hará por lo que me dijo el presidente del Racing. Antes de ir a la pretemporada tuvimos una reunión y me dijo que la cosa iba bien y que iba a hacer todo lo posible por que se hiciera y que no iba a haber ningún problema. Yo creo que se puede hacer por algo menos de lo que pide el Racing porque ellos saben que el año que viene quedo libre y que a partir del 1 de enero puedo negociar con cualquier club. Además, a Santander llegué con la carta de libertad y el club no tuvo que hacer la inversión en un fichaje".

Duscher casi se siente ya sevillista y confiesa que ha charlado a través del teléfono con Manolo Jiménez. "Conversamos de algunas cosas, pero fundamentalmente de asuntos deportivos", dijo el futbolista, que no se asusta por tener que sustituir a jugadores como Poulsen y Keita. "En La Coruña me tocó estar cinco años a la sombra de un grande como Mauro Silva y la experiencia fue muy buena, pues aprendí muchísimo. Ahora tengo 29 y estoy en un buen momento. Yo creo que de los 28 a los 32 años es la mejor etapa para un futbolista porque tiene experiencia y está en plenitud", subrayó.

El jugador, que asegura que también tuvo una oferta del Betis que no le interesó a Pernía, reconoció que está en una situación incómoda en la pretemporada del Racing, con partidos pendientes que tiene que jugar. "Me resulta raro, porque no voy a meter la pierna sabiendo que me puedo lastimar y estropearse la operación", indica. De momento, espera que el acuerdo, que estará en torno a los 3 millones, llegue.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios