Escudé se ofrece para jugar tras dos meses de baja

  • El francés, que ya lleva un par de semanas con el grupo, se ve dispuesto para regresar mañana

El pasado 7 de octubre fue el día que Escudé jugó por última vez antes de recaer en sus problemas de pubis. El francés, que arrastraba molestias desde la pretemporada, inició la campaña de forma tardía, pues su primer partido fue el de la Supercopa de Europa en Mónaco, y luego sólo disputó siete encuentros más, hasta que recayó en su dolencia tras disputar el Sevilla-Deportivo. El defensa sevillista fue citado entonces por Raymond Domenech para un encuentro con la selección gala, pero no pudo jugar, y los médicos del club consensuaron con sus homólogos franceses un tratamiento de rehabilitación del pubis. Dos meses y pico después, se ofrece para regresar al equipo.

Escudé se mostró muy ansioso por volver a jugar en una conversación con la radio oficial del club. Incluso adelantó que hablaría con Jiménez para hacerle saber que puede contar con él si lo cree conveniente para jugar mañana en Valladolid. Hoy dará a conocer la lista de convocados el entrenador sevillista antes de viajar a la capital castellana por la tarde, y en la misma podría ser novedosa su inclusión, aunque en estos momentos cuenta con Daniel, Hinkel, Fazio, Mosquera, Dragutinovic y Crespo, no así con Boulahoruz, que ayer trabajó aparte para culminar su recuperación de unas molestias en los adductores. Estando ya hecho Jiménez a tantas bajas es posible que no quiera precipitar su regreso mientras no coja el oportuno ritmo después de tan largo periodo sin competir.

Si dependiera del propio futbolista... ¿Estaría dispuesto a jugar en Valladolid? "Sí, voy a hablar con el míster para saber qué opinión tiene, pero tengo muchas ganas de jugar de nuevo antes de Navidad para coger ritmo de partidos". Según el defensor internacional galo, está en un buen momento para volver a competir, con la idea entre ceja y ceja de echarle una mano a los compañeros de la zaga. "Estoy mejor, mucho mejor, esta tarde -decía a mediodía- voy a entrenar y a ver cómo me encuentro. Espero que estaré al cien por cien para los próximos partidos. Creo que la mejor manera de ayudar a los compañeros es estar en el campo y estoy deseando hacerlo ya. Pero la lesión que he tenido es difícil para mí. Yo intento recuperarme y ponerme bien físicamente para poder ayudar desde el campo al equipo".

Además, Escudé aprovechó su alocución para poner el dedo en la llaga sobre la posible causa de los problemas que venía atravesando la retaguardia: "Para la defensa los automatismos son muy importantes y con lo que hemos tenido este verano y la salida de Aitor y David es difícil encontrar de nuevo la comunicación y los automatismos y por eso es fundamental trabajar eso en los entrenamientos". Y elogió a sus compañeros: "Los goles en contra son culpa de todo el equipo. Además, Mosquera es internacional, Fazio también, y Dragutinovic, todos tienen muchísima calidad y tengo mucha confianza en ellos, porque sé la calidad que tienen".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios