Fútbol l Selección

España llega con un plan

  • Las victorias en los amistosos ante Francia e Italia han afianzado a Luis Aragonés en la idea de jugar con cinco centrocampistas de toque y sólo un jugador arriba

España llegará a la Eurocopa con un plan de juego claramente perfilado, un plan que, aunque no emita sensaciones cautivadoras, está refrendado por los resultados cosechados en los últimos meses en diferentes amistosos.

El triunfo por 1-0 el miércoles ante Italia, la campeona del mundo, terminó de convencer al técnico español, Luis Aragonés, de que su centro del campo, plagado con cinco jugadores de talento y toque de balón, es el mejor posible para afrontar la cita europea. "La actitud de tener la pelota ha sido encomiable. El medio campo ha hecho una presión fuera de lo normal y eso ha posibilitado el triunfo", dijo Aragonés tras el partido, muy satisfecho con Xavi, Iniesta, Cesc, Silva y Marcos Senna, sus cinco jugones.

"Contra un equipo tan poderoso, sólo si se hace circular el balón con mucha velocidad se puede hacer algo", reveló la estrategia española, que a tenor del resultado en Elche dio sus frutos.

Con ese esquema España lleva año y medio de buenos resultados y con un estilo bien definido. No hay jugadores del estilo de atletas como en Francia ni duros oponentes como en Italia, pero con los bajitos España ganó a ambas en los últimos amistosos. De nada sirve inventar un centro del campo duro y aguerrido. No hay jugadores de ese corte en España, y si hay uno como es Albelda, no le dejan jugar en el Valencia. En la escuela española sobresale el talento y el juego con balón.

El técnico no quiere desperdiciar tanta calidad y parece no preocuparle que alinear a todos juntos suponga actuar con un solo hombre en punta. Y tampoco que en el cuerpo a cuerpo los del combinado nacional salgan casi siempre perdedores. "La diferencia de condición física es grande, y a veces rebotamos contra los contrarios", admitió Aragonés comparando a los suyos con los azzurri, también muy superiores el miércoles en el juego aéreo defensivo y ofensivo.

La prensa española, sin embargo, pidió ya un segundo delantero, visto que el juego del equipo adolece aún de falta de contundencia en las dos áreas. "Es un equipo que no destaca especialmente por nada", apuntó Marca. Aunque en el ataque, el técnico puede frotarse las manos con la aparente recuperación de Villa, que se perfila como el hombre gol de España en Austria y Suiza a partir de junio. Y es que Fernando Torres no consigue brillar con la casaca roja de la selección como lo hace con la del Liverpool. No es el único que en el equipo nacional luce menos que en su equipo.

Cesc, un estandarte en el Arsenal, es otro caso. "Sé que jugando con España puedo hacerlo mejor, pero no me quiero obsesionar", señaló autocrítico el centrocampista, que se siente con más espacio en Inglaterra. A pesar de todo, es un fijo en el plan de Aragonés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios