Exponiendo las cartas

  • Guillén confía en la renovación de Mel: "Dinero no tenemos, pero sí un proyecto ilusionante; no habrá problemas para entendernos". El entrenador asegura que es "feliz en Sevilla".

Comentarios 1

Con el objetivo de la permanencia en el bolsillo, el test del derbi superado y Europa como una meta ilusionante en el horizonte, el Betis encara el exigente sprint final que le queda en la Liga con la renovación del técnico como una de sus prioridades. Desde hace tiempo las partes se cruzan mensajes exponiendo las cartas sobre la mesa, unos, y poniendo el balón en el tejado contrario, los otros.

En la Feria, tradicional punto de encuentro, se vivió el enésimo capítulo de una cuestión que será protagonista en adelante, independientemente de que se consigan los nuevos retos deportivos. Pepe Mel, que tiene aún de contrato lo que resta de temporada y una más, aseguró hace un par de días en Marca que no renovaría por un año. Este miércoles, el presidente, Miguel Guillén, se refirió en Radio Sevilla a este asunto afirmando que es "optimista porque el entrenador conoce perfectamente la situación del Betis, la ha vivido y sabe lo que el club le puede dar y lo que no". "Llegaremos a un buen entendimiento, como hasta ahora", afirmó Guillén en presencia del propio Mel en la caseta de la Cadena Ser, en la que añadió: "Lo que no le vamos a ofrecer es un proyecto de un año. Dinero no tenemos, y él lo sabe desde hace tres campañas que lleva aquí, pero tenemos otras cosas que ofrecer como un proyecto deportivo importante y seguridad en los pagos, algo que no todas las entidades pueden decir".

Antes de la intervención del máximo dirigente heliopolitano el técnico madrileño ya había señalado que es "feliz en Sevilla" y que su deseo es "seguir en el Betis muchos años". "No veo, de momento, problema", añadió, demostrando que las formas y las buenas intenciones existen por ambas partes. La cuestión, ahora, es darle forma y plasmarlo.

Pero Mel habló de más asuntos. El primero, los rescoldos que siguen ardiendo del último derbi. Un fuego, el de su peineta, que está decidido a apagar de una vez. "No estoy orgulloso. El partido me sacó de mis casillas. No me reconocí a mí mismo y por eso pedí perdón. Tengo que aguantar todos los palos porque es un gesto inaceptable. En el contexto en el que lo hice, en un derbi, todos piensan que iba dirigido hacia un bando y no es así", afirmó Mel, que incluso llamó al presidente sevillista, José María del Nido, para explicar lo sucedido y excusarse de nuevo: "Tengo una buena relación con el sevillismo y no hay nada mejor que hablar con el capitán del barco para que la tripulación me perdone".

Mel pidió disculpas, de nuevo, y también el perdón para Igiebor, que tras hacer el 3-3 realizó, por partida doble, el mismo gesto. "Es un chaval joven y tiene derecho a equivocarse. El que no se puede equivocar soy yo, que con 50 años tengo más tiros dados. Si un sector de la grada le grita como un mono y lo insulta es lógico que explote, pero hay que perdonarlo y darle otra oportunidad". ¿Se la dará el técnico en el Bernabéu? "Queremos que empiece a sumar, pero su estatus no cambia porque haya metido un gol importante que quería todo el beticismo. Es un chaval joven, que no se ha adaptado aún al país y por eso hay que darle cariño. Lleva dos días sin entrenarse... a ver si llega a tiempo".

En la capital de España el conjunto hispalense inicia una exigente recta final: esta semana visita al Madrid y tras recibir al Deportivo, hará lo propio para medirse con el Barcelona. Aun así, el preparador heliopolitano confía en alcanzar el nuevo objetivo continental. Y va más allá: "Creo que los dos equipos sevillanos nos clasificaremos para Europa". Sin embargo, sacar algo positivo ante el Madrid no será fácil: "En su casa el está obligado siempre a ganar, y no de cualquier manera. No nos darán facilidades. Dicho esto, ellos tienen un partido importante el miércoles. Con el Betis pueden tropezar, pero con el Dortmund no".

Por su parte, Guillén se refirió a las noticias que, desde Londres, señalan el acuerdo con el Arsenal para al continuidad de Campbell. "Será cierto cuando lo diga el Betis o el Arsenal. Existen buenas relaciones entre los dos clubes y hay un mundo de posibilidades de colaboración con éste y otros grandes equipos y jugadores que, por lo que sea, no tienen sitio en sus respectivos clubes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios