Ezequiel y su vigilancia especial sobre la espalda

  • El canterano tiene una curvatura especialmente manifiesta, lo que le produce los pinzamientos.

La mala fortuna se cebó con Ezequiel el pasado martes. Cuando el canterano realizaba el calentamiento con sus compañeros, un mal gesto le provocó un tirón en la espalda, lo que ha derivado en una lumbalgia aguda que lo deja fuera del encuentro en el Vicente Calderón y lo convierte en duda para el encuentro de vuelta de la Copa del Rey. El problema en la espalda de Ezequiel no es nuevo para los doctores del Betis, que conocen la curvatura especialmente pronunciada que tiene el canterano y que le acaba provocando estos pinzamientos.

"Conocemos la espalda de Ezequiel desde hace años. Su curvatura de la espalda es bastante manifiesta y agresiva. Esa variedad anatómica hace que tenga más propensión que otras personas a sufrir un pinzamiento e irritabilidad. Cualquier gesto inesperado como el de Córdoba hace que sufra ese pinzamiento. Te permite hacer vida normal, pero hay que realizar un trabajo de prevención", señala Tomás Calero, que admite que Ezequiel tiene complicado recuperarse a tiempo para jugar el miércoles la vuelta copera ante el Córdoba: "Aunque se le quite el dolor, no quiere decir que pueda competir a su nivel. Hay que reiniciar el trabajo de musculatura de la espalda y abdominal y ver si no tiene molestias en giros y saltos. Lo tiene complicado también para jugar el miércoles próximo".

El mismo Ezequiel aparecía hundido tras el partido, después de perder una oportunidad para reivindicarse. Después de sus buenos minutos ante el Valencia, el extremo iba a jugar en el once inicial, pero ese problema de espalda de última hora le impidió reivindicarse. Y es que esa problemática necesita ser vigilada para que no haya más contratiempos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios