La Fiscalía acepta que sigan las medidas cautelares

  • El Ministerio Público acata el auto dictado por el juez de refuerzo del Juzgado de Instrucción número 6.

La Fiscalía de Sevilla decidió no recurrir el auto en el que el juez Rogelio Reyes ratifica la medida cautelar de intervención y administración judicial de las acciones del Betis en poder de Manuel Ruiz de Lopera ante "el riesgo cierto" de que, en caso de que volvieran a manos del que fuera máximo accionista, "pudiera instalarse" en la sociedad "una administración desleal" y se produjera un "mayor perjuicio".

En un auto de diez páginas, el juez rechazó la petición de la Fiscalía para que se levantaran las medidas cautelares impuestas en agosto de 2010 por la magistrada Mercedes Alaya, ya que entiende que se han producido "varios hitos relevantes que confirman la necesidad" y "proporcionalidad" de su mantenimiento.

Fuentes del Ministerio Público informaron a Europa Press de que, tras estudiar la posibilidad de recurrir el auto dictado por el juez de refuerzo del Juzgado de Instrucción número 6, decidieron finalmente no recurrir su resolución y, de este modo, acatarla. Se trata de un dato bastante significativo, ya que en los últimos meses la Fiscalía se había alineado con la defensa de Lopera y abogó por el levantamiento de esas medidas cautelares.

En el auto, el juez se refiere al segundo informe pericial, que concluye que el ex presidente del Betis causó al equipo un perjuicio de 17 millones de euros entre los años 1999 y 2008, lo que "no hace sino confirmar indiciariamente las conclusiones" del primero de los informes, que concluyó que Lopera causó al club un perjuicio de 12,4 millones entre 1993 y 1998.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios