La pelota de papel

Ganar, ganar y ganar

  • Barça, Atlético y Real Madrid se conjuran en busca de los 15 puntos para ser campeones. El líder depende de sí mismo y tiene el mejor calendario, pero los perseguidores vienen desde atrás.

Comentarios 1

Atlético y Real Madrid encaran las cinco últimas jornadas de la Liga con la única idea de "ganar, ganar y ganar", a la espera ya de un solo tropiezo del Barcelona. El equipo colchonero nunca ha desistido en la carrera por la Liga. Ni cuando hace apenas tres jornadas estaba a nueve puntos del Barcelona, después de que los espartanos de Simeone sufrieran un inopinado tropiezo en Gijón (2-1) que parecía descabalgarlo definitivamente de la Liga. El Atlético es como esos héroes de película que jamás se quedan en la cuneta. Ahora está igualado al atribulado líder, que, curiosamente, encadena tres derrotas seguidas -Real Madrid, Real Sociedad y Valencia- desde que el pasado 24 de marzo Cruyff se convirtió en leyenda y legó su manual de uso, el que La Masía usa como su sagrada biblia. Parece como si el genio holandés se hubiera llevado también la esencia, ese gen tan ganador. El Barça necesita encontrarlo antes de visitar al Deportivo en Riazor mañana mismo.

De esa visita a Galicia pende el futuro de la Liga. Si el Barça la saca adelante, se habrá sacudido ese estado de confusión que lo ha bloqueado, recuperará calma y crédito y verá mucho más factible ensartar otros cuatro triunfos ante Sporting y Espanyol en casa, y Betis y Granada fuera, para no tener que mirar atrás. Si gana los cinco es campeón. Depende de sí mismo. Y Riazor es su cita más espinosa porque es la primera, la que acomete con el equipo patas arriba.

Pulse en la imagen para ampliar

Sólo con otro tropiezo de los azulgrana, los madrileños entran en escena como alternativas para cantar el alirón.

El Atlético suma también 76 puntos pero tiene perdido el average con el líder. Y aunque su dinámica es mucho mejor al venir desde atrás y sin tanta presión -lo que sucedió en los cuartos de la Champions también tiene bonus psicológico en la Liga-, acomete un calendario algo más empinado.

Cita clave en San Mamés

Su partido más difícil, sobre el papel, también es el primero, en en San Mamés. Aunque un repaso a la historia reciente alimenta las opciones del Atlético, que ha ganado en sus tres visitas desde la inauguración de la nueva Catedral. En 2013-14, cuando fue campeón, logró el triunfo por 1-2, el mismo resultado que consiguió en la Copa del Rey. La pasada campaña se impuso por 1-4, con tres goles del francés Griezmann.

"Será difícil, duro, y nosotros jugaremos a lo que nos pide el calendario; ganar, ganar y ganar", valoró Simeone tras la tercera victoria consecutiva en la Liga ante el Granada.

Después, el Atlético, por este orden, recibirá consecutivamente al Málaga, uno de los cuatro únicos equipos que le han ganado en esta temporada, y al Rayo Vallecano, entre la eliminatoria de las semifinales de la Liga de Campeones frente al Bayern. Luego jugará fuera con el Levante y terminará la Liga en casa con el Celta.

De momento, mañana juega en Bilbao sin una pieza esencial en su esquema: el capitán y medio centro Gabi, baja por sanción. Ha jugado 45 de los 49 encuentros oficiales de su equipo en este curso, 41 de ellos como titular. Recupera, por contra, a Filipe Luis y mantiene la seria duda de Giménez, aún sin el alta de una lesión muscular.

El Real Madrid también pareció despedirse de la Liga cuando estuvo a 12 puntos del Barça en la jornada 26ª tras caer con el Atlético (0-1). Pero enlaza siete victorias y ahí está. Con un punto menos que sus dos predecesores, tiene el peor calendario de los tres: recibe a Villarreal y Valencia y encima acomete tres salidas, Rayo, Real Sociedad y Deportivo. La visita a Anoeta, una plaza endurecida, estará emparedada por la ida y la vuelta en la Liga de Campeones ante el Manchester City. El Barça, objetivamente, lo sigue teniendo mejor. Pero junto a los puntos y el calendario también juega, y mucho, la cabeza. Tenga peluca o no.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios