NBA

Gasol decide parar para no forzar con su lesión

  • El ala-pívot explicó que la espalda está rígida y no le permite hacer en el campo lo que quiere

Comentarios 0

Pau Gasol vio desde el banquillo el segundo partido consecutivo de su equipo, Memphis Grizzlies, por culpa de una inflamación que sufre en la espalda y que no quiere que el problema pueda ir a más en el futuro.

"La siento agarrotada, con presión", declaró el ala-pívot español, que añadió que los médicos le aconsejaron que tampoco jugase el último encuentro contra los Clippers. Gasol explicó que la espalda está rígida y no le permite hacer en el campo lo que desea. "No me deja moverme bien, mantener la posición ni tener balance", explicó el ex barcelonista, quien apuntó que intentó superar las molestias contra los Bulls y con los Magic de Orlando, pero que tuvo que parar para que la dolencia no vaya a peor: "No puedo permitir que se agrave y debo ser inteligente".

Mientras, Juan Carlos Navarro ocupó su puesto cuando el técnico Marc Iavaroni se decidió por una alineación de hombres bajos ante los Clippers, una apuesta que le funcionó, ya que los Grizzlies ganaron por 125-120 en la prórroga. La frustración para los Grizzlies y Gasol es que la inflamación en la espalda ha llegado en el momento en el que el español había conseguido su mejor estado de forma tras superar otras lesiones que afectaron en su rendimiento. "Venía jugando bien porque superé las molestias con el dedo, la espalda y el tobillo. Alcance mi verdadero nivel de juego porque dejé atrás estos problemas, y eso es lo que debo hacer también ahora", explicó Gasol, quien añadió: "Debo de tener calma y paciencia. La espalda está realmente inflamada, no me gusta estar sentado en el banquillo, ni ver los partidos por televisión. Quiero ayudar a mi equipo a ganar, pero antes tengo que recuperarme".

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios