Fútbol l Primera Provincial

La zona de ascenso, a tiro del Guillena El Viso sentencia con dos goles en el inicio El Triana pierde el norteEl Calavera despertó muy tardeAl Bellavista se le hace eterna la segunda parte

  • El Soleá remonta un 2-0 adverso en inferioridad numérica

Poco tiempo le ha durado al Triana la alegría de ostentar el primer puesto del grupo II de Primera Provincial. Ayer, en una mañana fría en los terrenos de juego del Charco de la Pava, el Triana cayó derrotado ante un Soleá que refuerza la línea ascendente que lleva apuntando varias jornadas.

El Triana señoreó a sus anchas en la primera mitad. El campo parecía hecho a su medida y los jugadores ocupaban las posiciones precisas para que la pelota les llegara como imantadas. Todo era de color trianero, también el resultado. Al término de los primeros cuarenta y cinco minutos, el Triana vencía al Soleá por un incontestable 2-0. Los tres puntos tenían visos de tener un solo dueño. Pero todo cambió después de la reanudación.

Al Soleá le hizo falta sufrir la expulsión de Caco para reaccionar en un encuentro que estaba siendo claramente superado por un contundente Triana. En inferioridad, el conjunto del Polígono de San Pablo sintió el acicate necesario para darle la vuelta a un partido que nunca sintió como suyo.

Si en la primera mitad el Triana hilaba jugadas con soltura, en la segunda se le escurrió el norte. El conjunto local no supo adaptarse a la superioridad. Mientras, el Soleá no perdía el tiempo en burocracia. A falta de veinte minutos para el final del choque, el Soleá ya había empatado la contienda.

El resultado era igualado, pero la confianza no podía ser más disímil entre las dos escuadras. Al Triana le faltó aplomo y el juego del Soleá se cargó de cartuchos de perdigones dispuestos a ser disparados. En una de ésas, el sorprendente 2-3 subió al marcador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios