Homenaje a la sevillana de oro

  • La Fundación Andalucía Olímpica quiso reconocer a Alabáu, a la que becó a sus 16 años, tras su gran éxito en los Juegos

Con 16 años recibió su primera beca de la Fundación Andalucía Olímpica (FAO). Con 26 (le faltaban unos días para cumplir los 27), Marina Alabáu recogió los frutos al hacerse con el oro olímpico en Londres de la clase RS:X, y ayer recibió el homenaje de ese primer organismo que la apoyó económicamente "cuando más falta hace, en los inicios", algo que la sevillana, ya en el Plan ADO, no olvida.

El presidente de la entidad, José María Martín Delgado, señaló que el homenaje era "un acto de justicia y gratitud" hacia la deportista. "Es un ejemplo de constancia e implicación que ha de servir de guía e inspiración para las nuevas generaciones de talentos andaluces, a los que seguiremos captando, apoyando e impulsando en su ascenso a la excelencia deportiva con la ayuda de las instituciones y de nuestras firmas patrocinadoras".

La regatista hispalense, quien sigue trabajando ("aunque a menor ritmo", dijo) en Tarifa, agradeció asimismo a la Fundación en la que dio sus primeros pasos todo su apoyo y animó a las empresas e instituciones presentes en el acto a seguir "apostando por el deporte, una inversión de futuro que nunca les defraudará". "Este reconocimiento es especial para mí, porque su ayuda me permitió dar con más tranquilidad los primeros pasos y llegar hasta donde estoy hoy", señaló la primera sevillana en conquistar un oro olímpico y que ya tiene puesta la mente en Río 2016.

Sin embargo, aún no sabe en qué modalidad. Al menos hasta el 4 de noviembre, fecha en la que la Federación Internacional de Vela (ISAF) se reúne con la posibilidad, sobre la mesa, que se revoque la votación de hace unos meses en la que la clase RS:X dejaba de ser olímpica en beneficio del kitesurf. "Hay posibilidades, pero hay que esperar", apuntó la deportista del Náutico. ¿Y la Federación Española qué votaría? "Nos han dicho que apostarán por el windsurf", afirmó Alabáu, que, por si acaso, ya ha probado en aguas tarifeñas (donde reside) la modalidad del kitesurf. "Hay muchas cosas que podría adaptar del windsurf. Me gusta y lo mejor es que se competiría en la modalidad de race (carreras), la misma bajo la que se compite en windsurf, y no en freestyle (estilo libre), con lo cual tendría algo ganado. Preferiría que continuase el RS:X, pero por si acaso estoy probando", explicó la medallista sevillana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios