sevilla f.c.

Kanoute empuja desde la fe

  • El francés no vio tan mal juego en Murcia y niega que exista cansancio · Cree que tres triunfos bastarán, pero quiere cuatro

Comentarios 20

Los dos malos resultados ante Almería y Murcia y, sobre todo, la mala imagen del Sevilla en esas dos citas han llevado cierto desasosiego al entorno y al vestuario de su primera plantilla. Por ello, que Kanoute se preste en un momento ciertamente delicado a empujar desde su calmado discurso, fundamentado en su inquebrantable fe en el grupo y el cuerpo técnico, debe ser muy bien acogido por uno y otro, y por el entorno también. El futbolista de origen francés sabe lo que es tirar de paciencia debido a sus constantes problemas físicos, que le impidieron viajar a Murcia aunque parece que no le privarán de jugar el domingo ante el Valladolid. Y esa costumbre lo lleva a no perder la calma en un tramo final de Liga preñado de nervios.

El internacional malí ofreció su versión sobre el encuentro ante el Murcia, sobre el estado físico de la plantilla y también sobre las posibilidades reales de que el Sevilla pueda certificar su clasificación para la Liga de Campeones. Además, tocó el espinoso asunto de cómo asume la plantilla las constantes críticas a Manolo Jiménez y los también pertinaces rumores sobre el nombre de su posible sustituto, aunque zanjó este asunto por lo sano: "A mí no me interesa mucho hablar de eso, yo respeto el entrenador que está ahora y si viene otro lo respetaré igual, no es un asunto del que deba hablar", dijo, aunque matizó que la plantilla no se ve afectada por este tipo de rumores: "Estamos todos detrás de él, escuchando lo que dice, la táctica que pone. Para nosotros no hay dudas sobre el entrenador, ni pensamos en otro entrenador ni que no pueda hacer su trabajo, sino que estamos trabajando duro con él".

El cable que le echó a Jiménez y a sus compañeros no se quedó ahí, puesto que sorprendió rechazando la opinión generalizada de que el Sevilla jugó un mal partido en La Condomina: "No estoy de acuerdo con que jugara tan mal. Creo que no hubo mucho acierto, si hubiésemos marcado las dos o tres ocasiones que tuvimos, hubiese sido un buen partido. Pero no marcamos y no pudimos meter presión al contrario para ganar el partido, y ya está". "No es mal juego -insistió el franco malí-, sino poco acierto. Empezamos un poco mejor, pero cuando no marcamos temprano el contrario coge confianza y eso pasó con el Murcia. Con esos equipos que tenemos dificultades tenemos que matar el partido antes; si no, les damos confianza", dijo.

Explicada su versión del empate ante el conjunto de Javier Clemente, tocaba el turno de realizar un pronóstico sobre las posibilidades reales del Sevilla para volver a disputar la Liga de Campeones. Y ahí fue realista, aunque auguró que podrían bastarle tres victorias: "Quedan cuatro, si ganamos tres, tenemos una posibilidad grande de que nos clasifiquemos. Pero no podemos pensar en empatar o perder un partido, tenemos que ir a por todos, a ganar los cuatro, y luego si ganamos tres, creo que hay posibilidades reales".

Luego le tocó rechazar que el Sevilla esté acusando el cansancio de haber empezado tan pronto a competir esta temporada. Ahí sí desmintió a Jiménez: "Personalmente, el año pasado estaba más cansado en este momento de la temporada, porque teníamos más competiciones el año pasado. No es un problema de fondo físico, sino que hemos tenido muchos cambios en el equipo, ha habido muchas lesiones, y eso no se soluciona en una o dos semanas". ¿Entonces, cuáles pueden ser las causas del bajo rendimiento en los últimos encuentros? "No se puede explicar concretamente por qué no tenemos buenos resultados, porque tenemos más tiempo para descansar, de semana en semana. Creo que el equipo lo da todo para ganar cada sábado, pero el contrario también conoce ahora al Sevilla y lo dan todo para ganarnos y así no es fácil", contestó aportando una causa distinta a la física.

Evidentemente, llegado a ese punto, hubo de profundizar, a instancias de la prensa, sobre por qué ha cambiado tanto el equipo de la temporada pasada a ésta. "Ya me está pidiendo demasiado -contestó-, no puedo contestar a todo esto. Yo también he notado que no se está trabajando siempre de la misma forma, pero hace un par de semanas ganamos partidos importantes y jugamos muy bien y la gente no hablaba de eso. Nos hace falta más constancia para poder hacerlo bien semana a semana". "El equipo lo va a hacer todo para ganar el domingo y esperemos que no vivamos otro día como el del Almería, todo el mundo está trabajando para que no ocurra otra vez", apostilló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios