Lopera oirá lo que no quiere

  • La oposición explicará en la Junta las relaciones entre el máximo accionista y sus empresas, ya denunciadas · Éste defenderá su gestión económica, 33 millones de superávit y 47 de fondos propios

Comentarios 3

El Real Betis Sociedad Anónima Deportiva vivirá hoy la Junta general de Accionistas que más expectación ha levantado desde que adoptara de forma obligada tal coletilla el 30 de junio de 1992, precisamente cuando Manuel Ruiz de Lopera se convirtió en máximo accionista y asumió en solitario las riendas del club.

Quince años después, su gestión levanta ya ampollas y el empresario de El Fontanal podría verse esta noche obligado a escuchar lo que nunca ha querido, ya sea impidiendo el turno de palabra a quien discrepara de su proceder o a través del orquestado grupo que suele colar en cada Asamblea y cuyo único objetivo es abuchear e increpar a quien no comulgue con sus ideas y su obsoleta forma de manejar la sociedad.

Pero la oposición se ha organizado. Lopera sigue estancado en ese 1992 que hoy volverá a sacar a colación con contumacia y el Betis, estructuralmente, es de los clubes peor organizados de cuantos están adscritos a la Liga de Fútbol Profesional.

Será necesaria la presencia policial, quizá la federativa e incluso un notario que vigile por el buen desarrollo de la Junta y que levante acta de cuanto allí suceda o pueda suceder... Pero la oposición, que ya ha logrado incluir puntos en el orden del día, va dispuesta a hacerse oír. Desde el ex presidente Hugo Galera, líder espiritual de Béticos por el Villamarín (BPV), hasta los béticos de base agrupados en Por Nuestro Betis (PNB) y que tan bien vienen trabajando desde su modestia.

Lopera, que en el apartado social tanto ha desprestigiado al Betis y que deportivamente cumple su tercer curso de zozobra, se valdrá de un análisis que le han elaborado para defender su gestión económica. Presentará un superávit de 33 millones de euros y hablará de 47 de fondos propios, en comparación con los 30 de saldo negativo que presenta, por ejemplo, el Zaragoza. Esto, según él, representa una revalorización anual de 3 millones de euros desde que él se hizo cargo de la sociedad. Estos números los comparará con los 12 millones de euros negativos que en su día recibió como herencia de Galera.

Lógicamente, la oposición acude más preparada que nunca y como alguien se despiste es capaz hasta de salir del hotel Al Andalus con un consejero. Como prueba de su celo, ayer incluso un nutrido grupo se personó en el lugar de la Asamblea por si ésta se celebraba en primera convocatoria.

BPV y PNB solicitarán, y así se incluye en el orden del día, aclaraciones sobre las relaciones entre Tegasa, Encadesa y el Betis, la justificación de los ingresos del pasado ejercicio e informes sobre el convenio urbanístico y el estado patrimonial del Betis.

Todo ello, por deseo expreso de Lopera, ocurrirá sin luz ni taquígrafos. Una Junta que se prevé intensa y de larga duración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios