Márquez quiere sacar provecho del ambiente en Yamaha

El circuito de Jerez de la Frontera dará inicio hoy a las pruebas en Europa del Mundial de Motociclismo, un campeonato marcado de momento por el buen arranque de Marc Márquez (Repsol Honda), líder sólido, y por el anuncio de la marcha del actual campeón, Jorge Lorenzo, de Yamaha a Ducati.

Después del paso por Asia (Qatar) y por América (Argentina y Estados Unidos), los pilotos afrontarán ahora en el Viejo Continente el gran grueso del calendario, un total de once citas antes de afrontar la dura gira transoceánica (Japón, Australia y Malasia) para volver para el fin de fiesta en Valencia.

El primer asalto será en territorio español y en un trazado que en los últimos años ha sido beneficioso para los pilotos nacionales que desde 2008 sólo han dejado escapar el triunfo en dos ocasiones: en 2009 (Valentino Rossi) y en 2012 (Casey Stoner).

Márquez llega como sorprendente líder en su primera presentación ante su afición. El catalán, campeón del mundo en 2013 y 2014, no había tenido las mejores sensaciones durante la pretemporada, pero su Honda ha ido mejorando y, pese a que aún no está a su gusto en la aceleración respecto a las M1 o las Desmosedici, punto que no es vital en Jerez, ha sacado un bagaje importante de puntos.

El ilerdense no se ha bajado del podio en los tres primeros Grandes Premios y tras salvar una carrera complicada en Losail con un tercer puesto, encadenó dos victorias consecutivas en Termas de Río Hondo y en Austin para ponerse como líder. Además, sus rivales han fallado ya y tanto las Yamaha de Jorge Lorenzo como la de Valentino Rossi cuentan con un incómodo 0.

Así, Márquez afronta la carrera de Jerez con 21 puntos de ventaja sobre el balear y el doble sobre Il Dottore, aunque en el trazado andaluz no se siente demasiado a gusto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios