Deportes

Monchi da la cara por Jiménez

  • "La confianza del director deportivo en el entrenador es mayor que ayer", afirma el de San Fernando al ser cuestionado por el futuro del técnico · "El objetivo que nos queda es muy ilusionante", añadió

Comentarios 4

En el día más triste del sevillismo -en el más puro aspecto futbolístico- que se recuerda en los dos últimos años, el director deportivo del club nervionense, Monchi, quiso dar la cara para explicar a sus aficionados las causas de la eliminación europea, ratificar la confianza en Manolo Jiménez y asegurar que alcanzar la cuarta plaza es un objetivo "ilusionante". "Estoy como está en general el sevillismo. Intentamos levantarnos del duro palo de la eliminación. Teníamos puestas muchas ilusiones en la Champions. Pero ahora no nos queda otra cosa que mirar al futuro. Hemos vivido momentos muy bonitos en estos últimos años y estoy convencido de que estos momentos llegarán otra vez en no muy largo plazo", comenzó diciendo el ex portero. "El vestuario estaba bastante hundido después del partido. Un día después se ve algo más de ánimo. Estamos en la obligación de olvidar lo de ayer, por mucho que duela. Hay retos ilusionantes por delante y tenemos en nuestra mano alcanzarlos", añadió.

El análisis sobre el choque ante los turcos se centró en la debilidad del equipo en las jugadas a balón parado. "Es verdad que hay un poco de psicosis. El equipo está más obsesionado de lo que debería estar. Recibimos muchos goles a balón parado", apuntó Monchi, que ya empezó a ayudar a Jiménez, después de que el arahalense dijese en rueda de prensa que defender las jugadas de estrategia no se puede entrenar. "Hay cosas que se pueden trabajar y mejorar, y otras que dependen de la concentración de los jugadores en cada momento. Sé lo que ha dicho el entrenador. Hay cosas que son imposibles de trabajar, pero hay que buscar soluciones para que no falte la concentración", argumentó.

Había mucho interés en conocer de primera mano las impresiones del club sobre la actuación del entrenador en el partido más importante de la temporada. Un Manolo Jiménez que se vio desbordado por la responsabilidad de un encuentro de tan alto nivel. "No voy a hacer un juicio público de nadie. Se hablará en privado", contestó el director deportivo. "El debate sobre los entrenadores, directores deportivos y jugadores existe en todos los equipos del mundo. Ahora mismo, la confianza del director deportivo sobre Manolo Jiménez es mayor que ayer. Cogió la plantilla en unas circunstancias en las que valorar su trabajo es difícil. Es evidente que han pasado cosas que sirven para atenuar su valoración. Seguro que el día a día le va a servir de experiencia para seguir creciendo", aseveró Monchi, quien expuso un ejemplo: "Si hubiésemos hecho una encuesta después de ganar al Zaragoza, el 99 por ciento de los aficionados estarían a favor del entrenador. Y si esa encuesta se hubiera realizado después del partido en La Coruña, el porcentaje sería mucho menor. Nosotros tenemos que hacer los análisis a largo plazo".

Después de esta defensa del inquilino del banquillo del Pizjuán, las últimas preguntas estuvieron encaminadas al futuro a corto y medio plazo del Sevilla. "¿Fin de un ciclo? Me parece atrevido y arriesgado hablar de fin de ciclo con este equipo. Que nadie dude que el Sevilla volverá a codearse con la élite del fútbol europeo. Estamos ante un objetivo ilusionante, como es entrar entre los cuatro primeros. No se nos olvide que hace dos años llegar a la Champions se veía como algo muy difícil", explicó el de San Fernando, antes de exponer una gran verdad: "Lo que hemos hecho en estos dos últimos años es muy grande. El termómetro para medir al Sevilla no puede ser ése. Lo que ha conseguido este equipo en 15 meses no lo ha logrado ni el mejor Milan o Madrid de la historia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios