Nano no jugará al menos hasta finales de marzo

  • Unos problemas en el tendón de Aquiles complican el regreso del central culipardo

La recuperación de Nano no va todo lo bien que desearían en el club. Aunque en principio el central de Ciudad Real podría reaparecer entre los seis u ocho meses que pronosticaron los médicos cuando fue operado el pasado 24 de septiembre -se había lesionado ocho días antes en Riazor-, no lo hará, sin embargo, antes de que se inicie esa amplia pinza que abrieron los galenos al tratarse su lesión prácticamente de una triada, ya que a la rotura de dos ligamentos -cruzado anterior y lateral interno- se le unió un arrancamiento en el menisco externo de su rodilla izquierda.

Sea como fuere, el central culipardo fue acortando los plazos y ya hace unas semanas comenzó a tocar balón e incluso iba a unirse en estos días al grupo. Empero, ha sufrido un ligero retroceso con motivo de unas molestias que sufre en el tobillo de su pierna izquierda, en el talón de Aquiles, fruto de que aún ha de compensar un poco más las fuerzas de su pierna izquierda.

Nano aún estará unos días ejercitándose en solitario antes de regresar a la dinámica de grupo y poder comprobar si han desaparecido esas molestias y, por fortuna, no aparece ningún contratiempo más. Las previsiones, en principio, teniendo en cuenta que el futbolista debe recuperar la confianza en su rodilla y la forma física, cifrarían el regreso de Nano a los terrenos de juego en un mínimo de cinco semanas.

En el lado positivo de la enfermería se sitúa Capi, que recibió un golpe en el gemelo en el partido ante el Real Madrid que provocó su sustitución. Los médicos del club, tras ver la evolución en estos dos días, estiman que hoy incluso podrá entrenarse con normalidad.

También se espera para esta semana el regreso de Fernando, quien se ha llevado más de un mes de baja debido a unos problemas musculares. En cualquier caso, el malagueño va tener muy difícil entrar en la convocatoria en ésta y en las próximas semanas debido a la competencia existente en su posición, máxime tras la aparente integración de Mark González.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios