real betis

Negocios a tres bandas

  • Las salidas de Emana o Sergio García activarían la opción de Colunga · Ambos quieren marcharse para jugar el Mundial

Comentarios 14

Hasta el último momento, los teléfonos echaran humo en la calle Jabugo, centro de operaciones de Manuel Ruiz de Lopera, que un año más tiene numerosos asuntos encima de la mesa cuando restan horas para el cierre de mercado. Y es que, pese al anuncio el pasado sábado por la noche de que la plantilla estaba cerrada tanto en el capítulo de entradas como de salidas, la realidad es bien diferente. Tanto Sergio García como Emana, y Arzu en menor medida, pretenden abandonar la disciplina verdiblanca, aunque cada asunto presenta aristas bien diferentes. Además, si se produjera alguna salida rentable económicamente para la entidad, Lopera activaría la opción de Adrián Colunga, el preferido para reforzar la delantera.

La postura más enconada parece la de Emana. El mediocampista permanece en Camerún informado al instante de todas las operaciones que se están realizando en su entorno y no para de lanzar mensajes al club bético para solicitar su salida. Emana no quiere jugar en Segunda y así se lo ha hecho saber a todas las partes, pero Lopera se muestra intransigente para facilitar su salida y sigue solicitando más de ocho millones de euros por su traspaso. Ahora mismo, el club verdiblanco maneja varias ofertas por Emana, pero ninguna del agrado de Lopera. Ayer, el mensaje institucional seguía siendo el mismo y se aseguraba que el camerunés no saldría ni traspasado ni cedido, otra de las opciones que se viene manejando.

El Bolton Wanderers, cuya oferta ahora mismo es la superior que se maneja en el Betis, el Tottenham, el CSKA de Moscú y el propio Valencia han mostrado su interés por Emana y hoy se pondrán de nuevo a la carga para intentar convencer a Lopera, que, como siempre, espera que la subasta juegue a su favor. De hecho, el Tottenham, que había ofertado por la cesión de Emana, conoció ayer que pierde a Luka Modric para los próximos tres meses por una fractura de peroné, por lo que se ve con la necesidad de firmar un jugador con un perfil ofensivo. De todas formas, el conjunto inglés no sólo maneja la opción de Emana y nombres como Sulley Muntari, del Inter, o el madridista Van der Vaart también aparecen en su agenda.

El segundo nombre propio en la actualidad bética es el de Sergio García. Su agente, Mágico Díaz, apareció este fin de semana por Sevilla, con la intención de buscar una salida al delantero. La principal opción era el Valencia, por la petición expresa de su vicepresidente deportivo, Fernando Gómez Colomer, pero las arcas valencianistas aparecen vacías y necesitan lograr un traspaso rentable antes de poder afrontar la compra del jugador verdiblanco. El Betis no se plantea la cesión del delantero, opción que han planteado algunos equipos como el propio Valencia, Espanyol o el Racing.

Tanto Emana como Sergio García tienen en mente el hecho de que el próximo año se disputa el Mundial y ambos aspiran a entrar en la convocatoria de sus respectivas selecciones, algo más factible en el caso del camerunés, un habitual en los planes de Paul Le Guen, el nuevo seleccionador de su país. Éste es el principal aspecto para que deseen salir del Betis y presionarán hasta última hora para intentar marcharse.

De producirse alguna de estas dos salidas, Lopera activaría la opción de Adrián Colunga. El Recreativo aseguraba ayer que no ha recibido propuesta alguna por el delantero, aunque su agente se desplazó ayer hasta la capital onubense con la idea de buscar su salida. Getafe, Racing y el propio Betis tienen señalado el nombre de Colunga, aunque el Recre no parece dispuesto a dejarlo marchar por menos de cinco millones de euros, una cantidad que se antoja excesiva. El deseo del delantero es el de abandonar la disciplina recreativista, aunque tendrá que esperar hasta última hora para conocer su futuro.

Un cuarto protagonista en Heliópolis sería Arzu, que mantiene su deseo de salir del Betis. En Zaragoza se aseguraba ayer que el club maño estaba negociando su traspaso con Lopera, pese a la negativa inicial de éste a facilitar su marcha. Las buenas relaciones entre ambos clubes podrían facilitar la operación, aunque con el máximo accionista verdiblanco de por medio cualquier giro de última hora es posible.

Lopera, mientras tanto, aguarda con tranquilidad en Jabugo. Su mensaje pasa por asegurar que no piensa traspasar a alguno de sus futbolistas, lo que provoca el enfado de Emana, Sergio García o el propio Arzu. El máximo accionista tiene todas sus cartas encima de la mesa y la partida no acabará hasta última hora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios