"El Sevilla será un buen termómetro"

  • Frank Rijkaard considera que el duelo con los de Nervión medirá el nivel actual de su equipo

El 4-0 ante un débil Murcia, no sin trabajo, no sirve como vara de medir la mejora barcelonista, pero el choque con el Sevilla es otra cosa. La vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey frente a los nervionenses sí que será una piedra de toque para un conjunto, el azulgrana, que tiene en Henry a un nuevo líder, si bien Frank Rijkaard no reveló si el francés jugará en punta ante la ausencia de Eto'o, o escorado a la izquierda.

En este sentido, el técnico holandés expresó que, al contrario que en la ida, será el Barcelona el que tenga que condicionar el juego del rival, dejando entrever que Henry podría empezar en el costado zurdo para que Daniel no tenga tanta libertad a la hora de atacar. "Es un equipo que ha crecido mucho en los últimos años y está muy valorado en el concierto internacional. Tiene un buen conjunto, así que superar esta eliminatoria reforzará los buenos síntomas de mejora que venimos mostrando últimamente. Será un buen termómetro", explicó el entrenador blaugrana, quien no cree que los duelos ante el Sevilla sean más especiales que otros: "Este partido es ahora el más importante que tenemos, pero no por el rival, porque si fuera cualquier otro nos tendríamos que preparar igual, porque el objetivo es el mismo: pasar de ronda".

Por otra parte, Messi, volvió a entrenarse con el resto del grupo desde que se lesionara hace justo un mes al sufrir una rotura del bíceps femoral de la pierna izquierda en Mestalla. Así, el argentino, que completó íntegramente el entrenamiento vespertino en el Camp Nou, podría regresar a la competición el próximo domingo, ante el Racing.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios