Sorpresón de Quintana

  • El colombiano vence a los favoritos Porte, Contador y Henao tras terminar segundo en la crono tras Martin

Nairo Quintana, un corredor de apenas 23 años que apunta muy alto, dio ayer la gran sorpresa y un triunfo espectacular a su equipo, el Movistar, y a su país, Colombia, logrando la victoria en la Vuelta al País Vasco tras una crono en la que rompió todos los pronósticos. Aunque no se impuso en la etapa con salida y llegada en Beasain, de 24 kilómetros, en la que venció el alemán Tony Martin, Quintana fue el gran triunfador al superar de manera inesperada a los grandes favoritos, Richie Porte, Sergio Henao y Alberto Contador.

Henao, líder los tres últimos días, al menos salvó el podio frente a la otra gran sorpresa, el esloveno Simon Spilak, que se quedó fuera de los tres primeros por apenas un segundo. Si Contador fue la cruz para el ciclismo español, la cara resultó Beñat Intxausti, quien redondeó el gran día del Movistar completando el podio de la etapa y metiéndose en el Top 10 de la general.

Con el crono de Tony Martin (35.05) mandando desde el inicio, fue en la primera referencia a mitad de recorrido cuando estalló Quintana, mejorando en cinco segundos el tiempo de Porte en el terreno que mejor le iba al australiano, al que sacó 23 en la línea de meta (35.22 de Quintana por 35.45 de Porte).

También habrá acabado con un rictus de decepción Contador, sin el protagonismo ni la brillantez de años anteriores en una carrera que ganó en 2008 y 2009, acabando fuera del podio tanto en la etapa como en la general. En esa clasificación hubo un hueco especial para Spilak, con los mejores todos los días.

La Vuelta al País Vasco echó de menos en cabeza en esta edición a sus habituales grandes animadores en las últimas décadas: los corredores naranjas del Euskaltel. No fue la mejor prueba para sus aficionados, quienes en todo caso sí pudieron ilusionarse con dos corredores vizcaínos, ambos del Caja Rural, Amets Txurruka y Omar Fraile, este último neoprofesional y una de las revelaciones de la carrera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios