real betis

Torrecilla, con el trabajo a medias

  • Tras cerrar a Felipe Gutiérrez y Aissa Mandi, el club verdiblanco ya tiene la mitad de los fichajes anunciados

Comentarios 1

A falta de ocho días para el comienzo de la pretemporada, el director deportivo, Miguel Torrecilla, ya tiene medio trabajo adelantado de la planificación anunciada en su día. Y es que si durante la madrugada estaba prevista la llegada de Felipe Gutiérrez, esta misma mañana lo hará Aissa Mandi, las dos incorporaciones que deberán hacerse oficiales hoy, con lo que el Betis ya tendría cinco refuerzos de los diez previstos, a los que se añade la continuidad de Charly Musonda.

El centrocampista es una incorporación que Torrecilla tenía ultimada desde hace tiempo. Con un acuerdo cerrado con su representante, el Betis estaba a la espera tanto de que se aclarase el futuro institucional del Twente, el club en el que Felipe Gutiérrez ha jugado las últimas cuatro temporadas, como de la recuperación del chileno, quien a finales de mayo se había sometido a una artroscopia en una rodilla que le impidió disputar la Copa América. Ante esta situación, incluso el club verdiblanco preparó un primer reconocimiento médico en Barcelona, donde se examinó la zona dañada y posteriormente se desplazó hasta Sevilla, donde hoy completará las pruebas previas a su fichaje. Si no existiera contratiempo de última hora, Felipe Gutiérrez sería el segundo centrocampista que se incorpora al proyecto tras Jonas Martin, por lo que sólo llegaría alguno más si se produce una salida.

En ese apartado, Villarreal y Betis continúan a la espera de Tomás Pina. El centrocampista tenía un acuerdo prácticamente cerrado con un club extranjero, aunque, tras regresar de sus vacaciones y sentarse con sus agentes, lo ha seducido la propuesta bética, de ahí que se haya tomado unas horas para ofrecer una respuesta definitiva. Si finalmente Pina no entrase en la operación, el Betis sólo aceptaría más dinero por N'Diaye -al menos ocho millones de euros-, a la vez que buscaría otro sustituto.

Quien sí llegará hoy para firmar por el cuadro bético será Aissa Mandi, el central y lateral elegido por los técnicos para reforzar la zaga y cuyo coste finalmente será superior a los tres millones de euros más objetivos. Con el fichaje del francés con pasaporte argelino, Torrecilla ya tiene a dos de los cuatro defensas que pretende para el proyecto -Mandi y Durmisi-, aunque la llegada de otro central y de un lateral diestro no corre tanta prisa.

Para las bandas, con Nahuel y Musonda ya cerrados, el Betis pretende un perfil de extremo que tenga la capacidad de meterse por dentro, mientras que para la delantera se quiere a un delantero contrastado y con movilidad, a la vez que otro que domine el juego aéreo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios