Urgente: mirar hacia las alturas

  • El CB Sevilla derrota a tres equipos del quinteto de cabeza en las últimas cuatro jornadas

El cambio obrado en el seno de la plantilla del CB Sevilla obliga a diferentes miras. Sin pretensión de caer en la exageración o acaso en generar falsas expectativas, los números acumulados en las fechas recientes invitan no solamente a limitarse a aspirar a alejarse del descenso sino a mirar sin complejos en dirección a los puestos que dan derecho a disputar los play off de ascenso.

No puede llegarse a otra conclusión si se atiende al potencial exhibido por el equipo sevillano ante los grandes de la categoría. Es más, de los diez triunfos que adornan el casillero del conjunto entrenado por Luis Casimiro, seis se han producido frente a rivales que se encuentran entre las ocho escuadras mejor clasificadas en la Liga Endesa.

Las víctimas cajistas, después de 26 jornadas disputadas, han sido el Fuenlabrada (séptimo), en las jornadas quinta y decimonovena; el Unicaja (sexto), en la sexta cita; el Baskonia (cuarto), en la vigésima tercera; el Gran Canaria, en la vigésima cuarta; y el Valencia (segundo), en la vigésima sexta. De este dato, al que caben agregarse los triunfos, en las cuatro jornadas precedentes, frente a los equipos que ocupan el quinteto de la cabeza (Valencia, Gran Canaria y Baskonia) sólo puede concluirse el alto nivel al que está compitiendo la plantilla verdirroja.

Sobre este particular ofreció su parecer el ala-pívot del CB Sevilla Pierre Oriola, quien valoró la brillantez de los llamados "especialistas", aquellos que deben tomar la responsabilidad de la anotación (Nachbar, Bamforth o Balvin), y aquellos que desde el banquillo mantienen las ventajas en los encuentros. "Siempre están los especialistas, pero es necesario remarcar la labor de todo el grupo, pues no deja de aportar. Están los de siempre que juegan muy bien, pero quienes complementamos cumplimos", afirmó Oriola para Radio Marca.

De la necesidad de comenzar a mirar hacia arriba y dejar de obsesionarse por los puestos de descenso, el interior catalán se consideró un seguidor fiel del "jornada a jornada": "En este momento, sólo existe para nosotros el Gipuzkoa, próximo rival, que es lo único que importa. Vamos partido a partido, intentar ganarlo todo y, al final, quién sabe, podemos podemos llegar incluso al play off", señaló.

"Atrás ya no miramos", advierte Oriola, quien celebra haber pasado lo más duro de la temporada. "La plantilla ha disfrutado de un cambio de mentalidad. Sin olvidarnos de que tenemos que certificar lo antes posible, podemos permitirnos mirar hacia arriba, claro. Eso sí, yo cambiaría mi MVP (el de la jornada décima) por añadirle una victoria más al equipo", declaró un Oriola sonriente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios