Vilanova, ante la sombra de Guardiola

  • El entrenador del Barcelona reconoce que no es "es fácil pasar de segundo a primer entrenador" y que no le preocupan las comparaciones con su antecesor.

Horas antes de estrenarse en su primer partido como técnico del Barcelona, Tito Vilanova aclaró este martes que le preocupan "poquísimo" las constantes comparaciones con su antecesor, Josep Guardiola, y que no se siente "ni más ni menos importante que antes", cuando era segundo entrenador. "Me preocupa poquísimo, sólo me preocupa mi trabajo", fue rotundo Vilanova ante unos 70 periodistas españoles y alemanes que se dieron cita en un hotel de Hamburgo en la antesala del primer amistoso de la  pretemporada que el Barcelona disputará contra el Hamburgo alemán. 

Sin embargo, el flamante técnico azulgrana se vio confrontado con varias preguntas sobre las similitudes o diferencias con el estilo de su exitoso amigo y antecesor, el hombre que conquistó 14 títulos en cuatro años y se convirtió en un icono del fútbol mundial. "Es verdad que he estado cuatro años como ayudante de Pep Guardiola. Durante estos años, podría decir que en la gran mayoría de las veces, por no decir en todas, hemos estado de acuerdo. Creo que entendemos el fútbol de la misma manera".  "Lo que pasará de aquí en adelante, no lo sé. Pero lo que tengo claro es que intentaremos jugar de una forma parecida, intentaremos tener posesión de balón, intentaremos apretar al rival desde arriba. En esto no tiene que haber cambios". Preguntado sobre el sistema que preferirá para el plantel, Vilanova señaló que el Barça había tenido éxito tanto con el 4-3-3 como con el 3-4-3. "Podemos seguir con ellos y veremos de partido en partido". 

Vilanova reconoció que "nunca es fácil pasar de segundo a primer entrenador", pero dijo que a su favor tenía la relación muy directa, casi a nivel de intimidad, que surgió con el vestuario cuando era el segundo de Guardiola. Pese a ser el primer choque bajo su batuta, Vilanova no lo siente como especial. "No es mi primer partido con el Barcelona. He estado cuatro años como segundo entrenador", rechazó. 

Vilanova tuvo que explicar una y otra vez las razones de la ausencia del más esperado por la afición alemana, el crack argentino Lionel Messi, que sufrió una contusión en el entrenamiento del lunes y deberá cuidarse para que la lesión no vaya a más. "Todos los que conocen a Messi saben que hubiera querido jugar el partido", lo justificó el entrenador. La ausencia de Messi reducirá en 400.000 euros los ingresos del Barcelona, según el contrato firmado con el club germano. 

Respecto a las quejas expresadas en público por el lateral derecho Dani Alves de que no se sintió suficientemente defendido por el club la temporada pasada, el nuevo entrenador opinó que el futbolista "tendría que haber levantado el teléfono y llamarnos. Siempre hubo voluntad mía y del club de que se sintiera bien". Vilanova calificó a Alves como "posiblemente uno de los mejores fichajes del Barça en los últimos años". "No recuerdo yo un jugador con tanta incidencia en el juego ofensivo pero también con cualidades defensivas", lo elogió. 

En cuanto al interés por fichar al mediocentro Javi Martínez, del Athletic de Bilbao, Vilanova no quiso especular y dijo que hay "40 o 50 jugadores en Europa" que podrían ocupar el puesto de pivote y defensa que quedó vacante tras la marcha de Seydou Keita y por la enfermedad de Eric Abidal. "Hay muchos jugadores con posibilidades de  venir a Barcelona".  Antes de comenzar a contestar las preguntas, el entrenador tuvo unas palabras de agradecimiento para con aquellos que luchan por apagar los incendios que asolan su región natal, el Empordà, en el noreste de España, que se han cobrado cuatro vidas. Los jugadores del Barcelona saldrán al campo con brazalete negro en señal de duelo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios