Los Warriors, a Cleveland sin Bogut

El sexto partido de la serie final de la NBA que se disputa esta madrugada (03:00) tendrá para los Warriors un nuevo hándicap. Los actuales campeones no sólo deben hacer frente a un rival con la moral por las nubes y que estará arropado por su afición, sino que además lo hará sin su pívot titular Andrew Bogut, lesionado en el anterior duelo en su rodilla izquierda y que estará de baja entre seis y ocho semanas por un fuerte esguince.

El interior sólo anotó seis puntos en los últimos cuatro partidos, pero tiene un promedio de dos tapones en las finales (cinco en el segundo encuentro y tres más en tan sólo ocho minutos del quinto partido), además de ser una pieza importante en defensa y a la hora decerrar el rebote para Steve Kerr.

Por su parte, Kyrie Irving y el LeBron James, las dos figuras de los Cavaliers que decidieron el quinto choque (97-112) con 41 puntos cada uno, admitieron al regresar a casa que repetir lo conseguido la noche del lunes en Oakland ante los Warriors será algo muy difícil. Ambos respondieron con el partido de su vida en las Finales de la NBA, porque de no haber sido así, ahora ya estarían pensando en las vacaciones en lugar de prepararse para el sexto, también a vida y muerte, ya que el conjunto de Oakland aún manda en la serie por 3-2. Al menos los de Golden State recuperan al ala-pívot Draymond Green, suspendido con un encuentro por la provocación que le hizo la estrella de los Cavaliers. La sanción le vino también muy bien a la NBA, pues al menos habrá un partido más, con lo que eso supone de ingresos.

"Entendemos la magnitud del sexto partido en casa, y sabemos del increíble nivel al que van a jugar, y nosotros debemos ser incluso mejores, pero será complicado", admitió Irving, quien estuvo más errático en los dos primeros encuentros disputados en el Oracle Arena. Más allá de la baja de Bogut o la vuelta de Green, el nivel del base de Cleveland puede marcar el resultado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios