Si alargaran el calendario...

  • El Betis B es el segundo mejor equipo en las últimas cinco jornadas, periodo en el que ha reducido la diferencia respecto a sus rivales directos

El Betis B necesitaría una competición de 40 o 42 jornadas para eludir el descenso. Ésa es la sensación generalizada entre el aficionado una vez comprobada las maneras del equipo y, naturalmente, los números que luce en las jornadas precedentes. De los veinte equipos que componen el Grupo IV de Segunda B, el filial verdiblanco acumula la segunda mejor racha en las últimas cinco jornadas sólo por detrás del Melilla. Invicto en este periodo, el conjunto entrenado por José Juan Romero suma 11 puntos de 15 posibles (el Melilla suma 13).

En cinco jornadas, el equipo canterano le ha reducido a sus predecesores, con quienes mantiene una hercúlea pelea por evitar el descenso, una variada gama de puntos: seis al Linares (decimoséptimo), seis puntos al Algeciras (decimosexto), dos puntos al Villanovense (decimoquinto) y cinco puntos al Jumilla (decimocuarto). A pesar de estas cifras, sin duda meritorias, resulta poco probable que el Betis B pueda mantener la categoría.

La dificultad es de grado máximo. Fue tal la desventaja acumulada durante el tiempo que Gustavo Sánchez ocupó el banquillo de los canteranos que la recuperación se hace ahora muy cuesta arriba. Sánchez, que estuvo como entrenador desde la jornada vigésima primera a la vigésima sexta, no ganó ninguno de los seis encuentros en los que era responsable: dos puntos de 18 en juego se antoja un bagaje paupérrimo para iniciar la segunda vuelta.

Así las cosas, el Betis B (34 puntos) no sólo debe ganar en las tres jornadas que restan de competición sino que ha de esperar que sus adversarios directos pinchen en sus respectivos compromisos. La tarea es poco más que ciclópea. A las victorias del filial frente al Marbella y Almería B (a domicilio) y ante el Villanovense (en casa) tendrán que añadirse los fallos del Linares (39 puntos), Algeciras (40), Villanovense (41) y Jumilla (41).

Reduciendo el análisis de este grupo de adversarios a la jornada venidera, el Linares se desplaza a Murcia para enfrentarse al UCAM, segundo en la tabla e igualado a puntos con el líder, el Murcia. No lo tendrá nada asequible el equipo jiennense, así como el Algeciras, que recibe en el Nuevo Mirador al Villanovense en un duelo de alto voltaje por la elusión del descenso. Tampoco será nada llevadero el rival que se le presenta al Jumilla, el Cádiz, que ha de revertir su pésima racha si no quiere verse superado por una ascendente Hoya Lorca.

Sin ánimo de caer en las cuentas de la lechera, el Betis B tiene ante sí una ardua batalla por aspirar a la permanencia. Quedan tres auténticas finales. Sin duda, un triunfo el domingo ante el Marbella seguiría añadiendo confianza a un equipo, el filial, que ha crecido una barbaridad durante la temporada. "El Betis B sigue con vida gracias a sus jugadores", señaló José Juan Romero, que destacó la serenidad y la confianza de sus pupilos. Eso será condición sine qua non para afrontar las finales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios