El autorizado Alonso marcha undécimo

  • El asturiano recibe el plácet definitivo para correr, pero está obligado a parar en caso de algún síntoma anormal

El Mundial de Fórmula 1 podría empezar a ponerse más interesante este fin de semana durante el Gran Premio de China, el tercero del año, al menos a juzgar por los entrenamientos libres de ayer, en los que, tras dominar los Mercedes durante la mañana, ambos Ferraris les superaron por la tarde. Entretanto, el bicampeón mundial Fernando Alonso se puso también por primera vez al volante de su MP4-31 desde su accidente de marzo en Australia, de donde salió con su novena costilla izquierda rota y un neurotórax.

El asturiano, que se había perdido Bahréin por ese motivo, en la noche del jueves recibió el visto bueno provisional de los médicos del torneo de Shanghái por el que le autorizaban a correr en la primera práctica libre de esta mañana, a condición de ser examinado de nuevo después. Tras hacerlo así y superar también ese segundo chequeo, Alonso recibió finalmente luz verde para correr todo el resto del fin de semana, aunque con instrucciones estrictas de detenerse inmediatamente en caso de sentir cualquier síntoma fuera de lo normal, y de someterse a un nuevo examen médico si se produjera ese caso. Alonso marcó el duodécimo tiempo en la sesión matutina y el undécimo en la vespertina.

Mientras Alonso se preparaba así para regresar a la competición, tras más de tres semanas de impaciente recuperación, Carlos Sainz fue el iberoamericano con mejores resultados (séptimo por la mañana y octavo por la tarde), una ajustada batalla empezaba a anunciarse en lo alto de la tabla.

En efecto, durante la primera sesión libre los Mercedes de Rosberg, que lidera hasta ahora el Mundial, y Hamilton, el vigente campeón, extendieron también a China la habitual superioridad que llevan demostrando varios años frente al resto de la parrilla, pero en la tarde sus temores de ser alcanzados por Ferrari se cumplieron. Tanto Raikkonen como Vettel, que fueron primero y segundo, respectivamente, terminaron por delante de Rosberg (tercero) y Hamilton (cuarto), lo que hace planear la sombra de la escudería italiana sobre la, tal vez, ya no tan incuestionable supremacía tecnológica de Mercedes.

"Parece que somos rápidos aquí de nuevo", comentó Rosberg, que en este circuito vivió ya en 2012 la primera pole y la primera victoria de su carrera en la Fórmula 1. "Por la tarde vimos que los Ferrari son también muy rápidos, así que desde luego que estamos pendientes de ellos y tendremos deberes que hacer ", advirtió.

Hamilton evitó mencionar a sus actuales rivales directos, y se limitó a decir que ayer "no ha sido un mal día", ya que aunque no estaba muy cómodo con el coche por la mañana (cuando fue segundo, tras Rosberg), se vio "mucho mejor" por la tarde.

Pese a su buen resultado de la tarde, Raikkonen se mostró prudente. "Ha sido un día bastante difícil en general. Me costó conseguir agarre en los neumáticos, probablemente debido al viento", bastante fuerte en la zona tan llana donde está el circuito, muy a las afueras de Shanghái, cerca del Yangtsé y el mar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios