El experto en finales

  • El nuevo base bético, Carlos Cabezas, señala durante su presentación que no le pesará la responsabilidad de tener que jugarse "las últimas bolas"

Berni Rodríguez junto a Carlos Cabezas durante la presentación. Berni Rodríguez junto a Carlos Cabezas durante la presentación.

Berni Rodríguez junto a Carlos Cabezas durante la presentación.

Comentarios 1

Si algo tiene ganado Carlos Cabezas al llegar al Betis Energía Plus es que conoce de sobra el paño. Distinto será, naturalmente, si bastará ese conocimiento para que él, llamado a liderar el equipo en la próximas "cinco finales", y los demás son capaces de enderezar la nave verdiblanca. Que conoce al lugar al que ha recalado lo certifican su condición malagueña en un club con varios oriundos de la capital costasoleña o ser sobrino de un ariete histórico del Betis --Hugo Cabezas-. Berni, Alfonso Sánchez o su tío futbolista ya le han hablado de sobra de lo que le espera en Sevilla en este mes mal contado que queda de la competición. El resto se lo imagina: experiencia no le falta.

"Sé dónde me meto. Me considero un jugador valiente, acostumbrado a los retos y que no me pesa tomar la responsabilidad para jugarme las últimas bolas. No tengo miedo. Es un reto, un reto diferente, por decirlo de algún modo. Pelear para evitar el descenso es un reto difícil, pero a la vez bonito, pues cada partido será una final. Y a mí me encanta jugar finales", señaló el base de tantas glorias internacionales.Aparte de las dificultades del calendario, que mencionó el propio Cabezas durante su presentación en las oficinas de San Pablo, quizá el peor enemigo esté en el mismo vestuario bético, en las mentes de los jugadores, con quienes ya debutó en la derrota en Madrid. "El vestuario no está roto. Se ven algunas cabezas bajas, pues es normal por las derrotas seguidas, pero he percibido ilusión y he visto comprometida a la gente. Aquí estamos todos para ayudarnos. El más mínimo detalle suma, un gesto, una cara ante una pérdida o ante un fallo... Todo lo que sea sumar y ayudar será positivo para todos", dijo un jugador que admite encontrarse en una rara posición, después de haber dejado de jugar en el Orleans francés en enero y haber estado sin equipo hasta la fecha:

"Haré lo que pueda para llegar al partido ante el Valencia del sábado, en la medida en que mis piernas y mi cuerpo aguanten. Es una situación atípica para mí. No había tenido esta experiencia de estar tanto tiempo parado. Pero pondré todo para llegar lo mejor posible al fin de semana", declaró.

Lo que sí cabe pensar es que Cabezas llega como sustituto de DeAndre Kane, que demostró sobradamente que tampoco era el director que el equipo bético necesitaba. Sobre el jugador norteamericano, Berni Rodríguez, director deportivo, informó de que estará de baja entre cuatro y seis semanas a causa de una "lesión muscular". "Está claro por tanto que será baja para el resto de la temporada. Seguimos con la posibilidad abierta de poder hacer otra incorporación en el caso de que lo necesitemos", dijo Berni.

Sobre la procedencia del dinero con el que el club está fichando, el técnico contó hasta "dos situaciones que han generado recursos": la marcha de Zoric y el fichaje de Balvin por el Estudiantes. De ahí se han costeado, según Berni, los fichajes de Mahalbasic, Kane, Marelja, Cabezas y otro posible de camino.

Quiso acabar el fichaje del Betis refiriendo su "orgullo" por jugar en un club que lo acerca a sus mayores. Su madre es sevillana y su tío, el delantero bético, provocó una pañolada en Heliópolis después de anotar un gol de chilena a Iríbar a finales de los 70. Con la mitad que eso, el sobrino vería también los pañuelos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios