Algo más que Norel en pista

  • Los secundarios del Gipuzkoa, el mejor equipo en rebotes, van a más

Anosike y Nelson tratan de frenar a Norel durante el partido de la primera vuelta en Illumbe. Anosike y Nelson tratan de frenar a Norel durante el partido de la primera vuelta en Illumbe.

Anosike y Nelson tratan de frenar a Norel durante el partido de la primera vuelta en Illumbe. / gorka estrada / efe

Así como Schilb y Kelly llevan el peso ofensivo del Betis Energía Plus, apoyados por Anosike y Nelson, fundamentalmente y según el día, en el Gipuzkoa, próximo rival en San Pablo, varios jugadores comparten esa responsabilidad. Norel es el referente, aunque está bien secundado por Clark en la pintura y Swing y el ex bético Chery en el perímetro.

Si el conjunto de Óscar Quintana se centra sólo en el pívot se equivocaría, ya que el cuadro donostiarra tiene los roles muy bien definidos. El holandés, el más valorado de la ACB, centra el juego interior vasco, sus teóricos secundarios están creciendo con el paso de los encuentros. Bien rodeado por Swing, Chery y Clark, los que marcan las diferencias, en las últimas semanas, en las que han ganado tres partidos y perdido dos, ante el Barcelona y el Real Madrid, tuvieron protagonismo otros nombres.

Dani Pérez, Van Lacke, Agbelese y Fakuade han dado un paso adelante. El primero es el duodécimo base que más asistencias da en la Liga Endesa con 3,9 de promedio por encuentro y al escolta argentino, camino de los 38 años, no le pesan las piernas. En tres de los último cuatro encuentros jugó más de 30 minutos, algo que no hizo antes en todo el curso, con 12,5 puntos y 4,7 asistencias de media en esos choques.

Por dentro Agbelese y Fakuade le dan los relevos a Norel y Clark, respectivamente. Cada vez más sus minutos en pista son algo más que un descanso para los titulares y al buen trabajo defensivo se suman en las últimas jornadas importantes puntos en la pintura.

Atar en corto a Norel y, sobre todo, igualar la batalla en el rebote ante el mejor equipo en esta faceta será importante. El Gipuzkoa captura 39,5 rebotes por encuentro, nueve más que un Betis que es el último en esta clasificación con apenas 30,4. No conceder segundas oportunidades será decisivo para un Betis que, siendo el segundo peor ataque y defensa de la Liga, debe cometer los menos errores posibles para salir victorioso ante un rival que potencia al máximo sus armas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios