liga endesa | Gipuzkoa básket-Betis e. plus

Otra vez faltó cabeza (88-94)

  • La mala gestión del banquillo y los errores propios condenan al Betis en otro duelo ajustado

  • Con 78-71 se fue del partido sin reacción

Comentarios 1

Otro final igualado, otra mala gestión desde el banquillo y otro partido perdido. El Betis Energía Plus cayó en casa en un encuentro en el que se jugaba media temporada, por mucho que los entendidos digan que acaba de empezar la segunda vuelta y que queda mucho, ante un Gipuzkoa que aun sin Norel, su mejor jugador, fue capaz de superar a un pobre rival al que hundió, con la ayuda de un pésimo arbitraje, más en la clasificación y en su propio fango de no saber cómo enderezar el rumbo.

Con todo por decidir en los últimos minutos, la moneda de nuevo salió cruz. Como en Burgos. Porque otra vez dejó escapar una renta importante en los últimos minutos. Esta vez disfrutó de un 78-71 en el minuto 33, con un 7-0 de parcial logrado con Franch a los mandos de la nave, pero Óscar Quintana lo sentó a falta de 6.30 para el final del encuentro, con 79-74 en el marcador, y con Mikel Úriz el equipo se caló. No fue ni al ralentí. Y el técnico no lo vio. Y desde el 79-77, cuando entró Nelson por un activo Alfonso Sánchez en defensa hasta que dio entrada a Iván Cruz en pista a 21 segundos de la conclusión, no movió ficha. Se quejaba, fue avisado de técnica por los quisquillosos (siempre para el mismo lado) colegiados Cortés y compañía, gesticulaba..., pero nada más. Así, con un Chery desatado y dispuesto a saldar cuentas pendientes del pasado con el club (13/13 tiros libres), un Clark enchufado, ayudado porque Kelly siempre llegaba tarde, y Norel, que hizo unos pasos que sólo los árbitros no vieron en el pabellón para lograr su segunda canasta del encuentro, hundieron más en la clasificación a un Betis que, como en Burgos, dejó escapar una ocasión perfecta de sacar un poco la cabeza del pozo y respirar aires de salvación para seguir con la soga al cuello. Lo increíble (y esperanzador a la vez) es que la permanencia, pese a una primera vuelta deprimente y un mal inicio de segunda vuelta, está a tiro.

Pero mucho tendrá que cambiar el conjunto de Óscar Quintana, que una vez más, como en cada jornada, como el pan nuestro de cada día, le tocó remar desde atrás. ¿Porque no defiende cuando el duelo está igualado para romperlo a su favor? Al conjunto hispalense le iba la vida en el partido y le costó enterarse de ello. Con problemas para atacar en estático, cuando las canastas le empezaron a entrar al Gipuzkoa la posibilidad de correr se esfumó y con ella el Betis.

Sin defensa es imposible competir y eso es algo que no le entra en la cabeza a los de Quintana. Kelly no veía el aro, muchas veces más preocupado de buscar la falta que de anotar y parece que no se ha enterado de que juega en el colista de la ACB. Con Schilb también más perdido de lo habitual, sólo Nelson tiraba del carro, pero los de Porfi Fisac encontraron en Chery y Clark la alternativa anotadora a Norel y desde el triple comenzaron a marcar diferencias. La entrada de McGrath no hizo más que frenar a los locales. Pérdida en su primera acción y contragolpe de Swing. Las malas sensaciones se mantuvieron al inicio del segundo cuarto, en la que el base se estrenó con un triple que no tocó ni aro. No fue el único, pues Mikel Úriz firmó otro. Cada uno debe hacer lo que sabe hacer y no intentar lo que no sabe. Siendo colista, no. Quintana reaccionó y tiró de Franch, casi inédito en los primeros 10 minutos, al tiempo que Clark encendía las alarmas en San Pablo: 19-32.

Las imágenes del Gipuzkoa Básket-Betis Energía Plus Las imágenes del Gipuzkoa Básket-Betis Energía Plus

Las imágenes del Gipuzkoa Básket-Betis Energía Plus / ACB Photo

Pero a este Betis le van los retos. ¿Para qué defender con el encuentro igualado si es mejor hacer que los aficionados se coman las uñas y defender con 13 abajo en el marcador? Es inexplicable lo de este equipo. Le pasó en Burgos y repitió ante el cuadro donostiarra. Dos minutos le bastaron para equilibrar las cosas. Dos buenas defensas en las que el rival consumió toda la posesión y dos recuperaciones, evitando incluso que el contrario tirase en esas cuatro acciones, fueron suficiente para igualar el choque con otros cuatro buenos ataques liderados por un Nelson que tenía la mirilla bien ajustada. Golubovic, que hizo un buen trabajo bajo los aros, y Franch, firmaron un parcial de 12-0. Una vez más lo más complicado, que era volver al partido, se había logrado.

La igualdad ya no se iría. Porque si Alfonso Sánchez levantaba el pabellón con un triple y un robo que culminaba en canasta los árbitros le bajaban los humos a los sevillanos pitando dos personales sobre Chery en sendos lanzamientos triples: 6/6 para el ex bético.

Tras el descanso todo siguió igual. Los locales eran incapaces de frenar el juego exterior de un Gipuzkoa que no encontraba a Norel de ninguna de las maneras. Jugó poco el holandés y lo poco que lo hizo parecía no estar en su mejor estado físico. Bien frenado por Golubovic, Anosike y las ayudas, ni aun así pudo el Betis poner tierra de por medio con el rival. Cuando tenía cuatro puntos de renta , el mazazo venía desde la líneas de los 6,75 metros : Fakuade. Swing, Dani Pérez, Clark... Cualquiera se animaba a la barra libre.

Pese a todo, al inicio del último cuarto Schilb por fin apareció para poner el 78-71, pero la gestión del banquillo y la fragilidad mental del equipo acabaron con cualquier opción. Un rebote que los colegiados no vieron pese a que la grada y el Betis reclamaban que el balón era para los locales acabó con pelota para el Gipuzkoa y triple de Clark con Kelly llegando tarde. Siempre llega tarde. Tras un 3-14 de parcial y sin un director de juego capaz de llevar las riendas, la competitividad del Betis se evaporó y tras una pérdida de Úriz, Norel, con su segunda canasta del partido, hizo que el triunfo se fuese a tierras donostiarras. Ver para creer. Y el pozo sigue oscuro. La salvación, a tiro, pero jugando así, difícil de alcanzar. Y Draper y Zagorac, calentitos en el banquillo sin minutos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios