Betis | barcelona · informe técnico

Con cabeza y heroicidad

  • Los cambios de Paco Chaparro, tanto de sistema como de jugadores, acabaron por ofrecer al mejor Betis · La apatía del inicio dio paso luego a un equipo ganador

Comentarios 6

Las rarezas del fútbol se trasladaron a Heliópolis. Betis y Barcelona se intercambiaron los aciertos y los errores en cada mitad del partido. La reacción de Paco Chaparro, que modificó hasta en tres ocasiones el posicionamiento de sus jugadores en el campo con pleno acierto en los cambios, permitió recuperar la mejor versión del Betis. Con sus virtudes, la remontada fue posible, aunque también tuvo que existir una desaparición del Barcelona, que jugó a su antojo en el primer tiempo para luego abandonar el partido.

Defensa

Al contrario que en otros encuentros, la zaga verdiblanca tiró la línea demasiado cerca de Casto, lo que unido a la presencia de Juande como único pivote, propició que tanto Iniesta como Xavi disfrutaran de espacios y tiempo para realizar lo que mejor saben, jugar. La presencia de Eto'o escorado a la derecha sorprendió a Damià, al que el camerunés cogió la espalda en ambos goles. El paso adelante del segundo tiempo, personalizado en el gol de Juanito, y la colocación de Rivera junto al motrileño giraron el partido.

Ataque

Salvo dos contragolpes al comienzo, el Betis no apareció en la primera mitad. Sin posesión del balón y con las líneas muy separadas era imposible crear fútbol. La versión segunda aunó todas las virtudes de este equipo, con velocidad por los extremos, efectividad ante la portería contraria y un carácter ganador. La entrada de Sobis aportó calidad, posesión de balón y peligro; con Odonkor se ganó velocidad y desborde; y la suma de ambos permitió recuperar a Edu, el mejor jugador del equipo y su máximo goleador.

Virtudes

La reacción del banquillo se trasladó al césped, con los cambios de jugadores y de actitud.

Talón de aquiles

Un primer tiempo para olvidar y borrar. El Betis no existió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios