Otro clásico en Europa

  • El Madrid y el Barça buscan (21:00) un sitio en la gran final de Milán

Por segunda temporada consecutiva, Barcelona y Real Madrid vuelven a enfrentarse (21:00) en las semifinales de la Euroliga, lo que confirma que el clásico de la Liga española por excelencia vuelve a serlo también de la máxima competición continental.

El Madrid llevaba demasiado años fuera de la élite europea. En la era moderna de la competición, sólo había disputado cinco fases finales y levantado el título en una ocasión (1995), mientras que el conjunto azulgrana se convirtió en el cuadro que más Final Four ha jugado (14 con la de Milán) y sus dos títulos (2003 y 2010) corresponden a la historia reciente del torneo. Con la llegada de Pablo Laso al banquillo madridista, la tendencia ha cambiado, y ya el año pasado el equipo blanco cayó en la final ante el Olympiacos tras eliminar precisamente al Barça (67-74). Y este año será la tercera vez que se vean las caras en la Final Four (la primera, París 1996, cayó del conjunto catalán, que perdió el título contra el Panathinaikos por 76-66).

Al contrario que en la cita de Londres del año apasado, cuando el Barcelona llegó muy justo de fuerzas, falto de confianza y con varios jugadores con problemas físicos, ahora arriba a Milán con las mejores sensaciones posibles. La convincente victoria blaugrana ante los blancos (86-75) en la última jornada de la Liga Endesa confirmó que el equipo de Xavi Pascual ya se encuentra en disposición de volver a plantar cara al eterno rival. Sin embargo, en ese choque ambos técnicos no enseñaron todas sus cartas: Pascual escondió a Navarro y Laso reservó a Felipe Reyes.

El Madrid llega a esta Fase Final tras tumbar al campeón de los dos últimos años, el Olympiacos, con el mejor ataque del campeonato (85,2). Frenar el ritmo endiablado que los Sergios (Llul y Rodríguez) imprimen al partido y defender bien a Rudy y Mirotic serán claves si el conjunto barcelonés quiere salir airoso.

Con la única duda de cómo llegará Navarro, tras superar sus problemas en los isquiotibiales, este Barcelona cuenta con un amplio fondo de armario. Oleson y Abrines deben ayudar en el duelo que librarán desde el perímetro con Rudy Fernández y Carroll, y Lorbek y Lampe sumar su talento en la pintura al de Tomic.

El vencedor del choque se enfrentará en la final al ganador de la primera semifinal, que disputarán (18:00) el CSKA y el Maccabi Electra. El cuadro moscovista, seis veces campeón de Europa, disputará su decimotercera fase final (tercera consecutiva) y el hebreo, que tiene cuatro títulos en su palmarés, la duodécima tras dos años ausente. Los israelíes tendrán que imponer su baloncesto enérgico y atlético para tener opciones ante el veterano plantel que dirige Ettore Messina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios