Un descenso ya esperado

  • El Sevilla pierde en la ciudad deportiva ante el Puebla y deja matemáticamente la categoría, algo que ya parecía inevitable

El Sevilla femenino volvió a caer en casa, esta vez ante el Puebla, y se despidió de la Superliga al confirmarse matemáticamente su descenso de categoría, pese a dominar a un adversario que cuajó una mediocre actuación en la ciudad deportiva del Sevilla pero logró aprovechar al máximo las ocasiones que tuvo ante la portería de Inés.

El primer tiempo transcurrió con total dominio del conjunto local, que esperaba retrasar alguna jornada un descenso que, sin embargo, parecía ya inevitable. Las ocasiones del Sevilla no fueron suficientes para romper un empate a cero que no servía de nada a ninguno de los dos equipos, pese a que los visitantes se mantuvieron en su parcela del campo esperando la posibilidad de algún contragolpe.

El viento se convirtió en otro de los enemigos del Sevilla, actuando como contratiempo a un juego que pecaba de precipitación según avanzaba el encuentro y las jugadoras eran conscientes de la situación del equipo.

En el segundo tiempo, las jugadoras sevillistas volvieron a ser víctimas de la gran ansiedad en la creación del juego, y la transición se convertía en una necesidad que en ningún momento supo leer el conjunto hispalense, incapaz de llegar al área rival con el peligro suficiente para marcar.

El tramo final del partido condenó definitivamente al Sevilla, ya que el Puebla tuvo el acierto máximo en tres llegadas a la contra y destrozó a un Sevilla incapaz de remontar y de luchar por el empate.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios