Hacia un destino inevitable

  • Tras un nefasto inicio de campeonato, el Levante perdió sus opciones de luchar por la permanencia · La llegada de De Biasi aportó mejoras, pero fue insuficiente

El Levante parecía ya condenado a ocupar una de las plazas de descenso cuando tras las diez primeras jornadas sólo consiguió un punto, pese a que la llegada en la segunda vuelta del italiano Giovanni de Biasi despertó ilusiones sobre una salvación que sin embargo ya era difícil de alcanzar. Aún así, el nuevo técnico logró cambiar el ánimo de un plantel condenado a sufrir para terminar sin ninguna esperanza, dejando su huella de entrenador duro y luchador en unos jugadores que ya se veían perdidos desde hace muchas jornadas.

El mercado invernal no trajo ninguna buena noticia al club, pese a que su técnico dejara ver sus buenas intenciones, por lo que la mejora no sirvió para ir más allá de un simple espejismo traducido en un descenso que únicamente podía alargarse. Su derrota la semana pasada ante el Valladolid fue un nuevo varapalo para el Levante, que ya cuenta cada encuentro restante como uno de los posibles para firmar matemáticamente su descenso definitivo.

sin balón

Durante la primera vuelta del campeonato, el Levante careció de agresividad en su juego y el meta italiano Storari se convirtió en su héroe de cada jornada, pues le llegaban a puerta una y otra vez. La llegada de De Biasi ha otorgado una filosofía de trabajo basada en el sacrificio, en juntar las líneas y buscar el contragolpe, a sabiendas de unas debilidades que en ningún momento podían tratar de evitarse.

El brasileño Álvaro es su mejor defensa, además de ser peligroso con sus remates en las jugadas a balón parado. La presión del Levante de De Biasi tiene a Javi Fuego como uno de sus principales protagonistas, aunque la baja de Miguel Ángel restará mucho sacrificio a su centro del campo, que se vería quizás reforzado con la presencia de un jugador más defensivo que supliese la falta de intensidad defensiva de sus extremos.

con balón

De Biasi pretendió aprovechar desde su llegada la velocidad de Riga como baza atacante más destacable, llegando a obtener buenos resultados con esta opción. Su ausencia dejará sólo a Geijo arriba, con la presencia de un Pedro León que hasta ahora sólo ha dejado insuficientes destellos de la calidad que apuntó en el Murcia. En las bandas, Juanma es un fijo por la derecha, y su peligroso disparo hace que sea un incordio para el rival con sus internadas en diagonal. El francés Courtois mejoró con la llegada del nuevo técnico y demostró tener calidad en sus botas para asistir a sus delanteros. Geijo se encuentra muy solo en la delantera cuando Riga no le acompaña, ya que se trata de un jugador espigado sin capacidad para fabricarse por sí solo jugadas de auténtico peligro. Aun así, el de origen suizo es la mejor baza atacante.

lo mejor

El carácter competitivo del equipo tras verse con medio pie en la categoría de plata y la capacidad de reaccionar a ese hándicap con resultados y espíritu de lucha.

lo peor

Una fragilidad defensiva traducida en numerosos goles en contra y una patente falta de gol cuando las cosas se ponen en contra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios