“Se empieza a hacer justicia”

  • El Betis celebra la decisión del CEDD de ofrecer la cautelar a la sanción de cierre del estadio · El club estima que incluso podría disputar los cinco partidos que quedan en Heliópolis.

La justicia tardó en llegar a Heliópolis, pero al filo de las dos de la tarde, la entidad verdiblanca recibió la confirmación, por parte del Comité Español de Disciplina Deportiva, de que la había recibido la suspensión cautelar a la sanción de dos partidos de cierre al Ruiz de Lopera. El objetivo ya estaba conseguido y el encuentro ante el Barcelona se celebrará en Heliópolis, como imponía la cordura que el Betis había solicitado a una Federación Española empeñada en perjudicarlo.

El comité se reunió al filo de las doce del mediodía, una hora antes de lo habitual, para atender la excepcionalidad del caso bético. Tras analizar el recurso presentado por los servicios jurídicos del Betis, se entendió que era pertinente aplazar la decisión, ya que se estimaron oportunas las argumentaciones presentadas.

El presidente del CEDD, Liborio Hierro, explicó que el comité decidió conceder la suspensión cautelar del castigo “para poder estudiar el asunto porque había complicaciones, ya que hay una nueva legislación en relación con los estatutos de la Federación y hay que ver si eran incidentes muy graves, graves o leves”.

Además, el comité estudiará la petición del Betis de calificar la sanción como leve y no como muy grave, como hicieron Competición o Apelación, ya que afirma que “el nuevo régimen introducido por la ley 19/2007 contra la violencia, el racismo y la xenofobia en el deporte en cuanto a la tipificación de este tipo de infracciones y su relación con la configuración que mantienen en los Estatutos de la RFEF suscita serias dudas jurídicas respecto a la calificación de los hechos como muy graves, graves o leves”.

El CEDD añade que el Betis en su recurso “insiste también de forma particular en la inmediata reacción que dio lugar a la localización e identificación del agresor. Las peculiaridades indicadas al respecto así como la necesidad de considerar detenidamente las consecuencias del nuevo régimen jurídico aplicable constituyen indicios suficientes de una apariencia de buen Derecho, que debe conducir a conceder la suspensión cautelar”.

Las reacciones en el Betis no se hicieron esperar y tanto el presidente, José León, como Manuel Castaño, consejero y uno de los artífices de los recursos, mostraron su satisfacción por la resolución adoptada, que les otorga la razón en la polémica suscitada con la Federación. “Menos mal que aún hay gente con cordura en este país. Se empieza a hacer justicia.

 Agradecemos a los aficionados el apoyo que nos han dado, a todos los medios que han estado con nosotros y a la Sociedad Estadio Olímpico, porque si la Federación hubiera querido se podía haber jugado allí”, comentó José León, que tampoco cree que al Betis le vaya a pasar factura: “Los árbitros se pueden equivocar, pero no actuarán en contra del Betis”.

Más satisfecho todavía se expresó Manolo Castaño, después de que en los últimos tiempos se dudara de la validez de los recursos presentados y ahora un organismo independiente de la Federación se posicionara a favor del Betis. “El sentido común lo ha puesto un comité que no tiene nada que ver con la Federación. Nos han dicho que hay expectativas de buen derecho, que el recurso está fundamentando y que no se nos puede hacer daño previamente porque la estimación es positiva sobre el fondo del asunto. Se empieza a hacer justicia”.

Castaño, además, comentó los pasos a seguir por el comité e incluso se atrevió a lanzar la posibilidad de que el Betis no cumpla la sanción esta temporada, debido a la complejidad del recurso. “Desde un punto de vista práctico, es posible que disputemos los cinco partidos que nos quedan en Heliópolis. Para estos recursos se suele tarda en decidir entre 45 y 60 días, aunque nosotros acataremos lo que diga el CEDD. Se trata de estudiar la validez de la responsabilidad objetiva y, además, la resolución creará doctrina jurisprudencial sobre la  ley 19/07, por ser la primera vez que hay una resolución por esta ley”, afirmó el consejero.

La decisión sobre la clausura recae en el CEDD, un organismo dependiente del Consejo Superior de Deportes y no de la Federación Española de Fútbol, que se había mostrado intolerante con los deseos de justicia del Betis. El primer pulso, de momento, lo han ganado los servicios jurídicos béticos, que ayer se congratulaban por la decisión. Pese a la incertidumbre vividas en los últimos días, las presiones federativas no pudieron con el sentido común y el Betis-Barcelona se disputará en Heliópolis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios