Una experiencia para no olvidar

  • Miso, en cuatro ocasiones, Douglas y Radenovic, ambos con una participación, ya saben lo que es vivir una Copa del Rey

La Copa del Rey es un torneo especial. Quien lo ha disputado alguna vez dice que es una experiencia que siempre se recuerda y, aunque son pocos, de eso dan testimonio tres cajistas que han disfrutado en alguna ocasión de la fiesta del baloncesto español: Miso, Douglas y Radenovic.

El madrileño es el jugador que mejor puede explicar estas sensaciones, ya que con Estudiantes la disputó cuatro temporada consecutivas; de la 01-02 a la 04-05. Quizá por eso de que era la primera o porque el cuadro colegial alcanzó las semifinales, la edición disputada en Vitoria es la que le trae mejores recuerdos. "Ese año le ganamos al Real Madrid en cuartos de final y después perdimos con el Barcelona. Ya son varias las cuentas pendientes que tengo con el Barça, porque también perdí una Liga, y estaría bien resarcirme en este cruce", afirma el escolta, que desmenuza las sensaciones que transmite el torneo: "Es una experiencia única, desde que llegas al hotel hasta que se acaba. Estás en una nube porque en la ciudad sede se respira baloncesto por los cuatro costados, con los miles de aficionados que se desplazan y la cobertura de los medios. Pero lo más bonito es que cualquiera tiene opciones, porque cada partido se juega como una final y los más humildes pueden dar alguna sorpresa".

El capitán cajista ya está alentando a los suyos y, aunque Plaza no le ha dicho nada, ya ha hablado con sus compañeros sobre lo que les espera: "Muchos ya van avisados porque me han preguntado, pero por mucho que se lo explique no lo entenderán hasta que lo vivan".

En sus otras tres participaciones, Miso se quedó en la eliminatoria de cuartos, perdiendo ante el Tau en Valencia (02-03) y Sevilla (03-04) por 74-81 y 89-83, respectivamente, y con Real Madrid, en Zaragoza (04-05), por 86-76.

Pero Miso no es el único con experiencia. En la edición de Vitoria también se dieron cita Douglas y Radenovic, ambos con una notable participación. El estadounidense de pasaporte panameño jugó más de 36 minutos en la derrota del Pamesa Valencia frente al DKV Joventut (84-59), en la que aportó 17 puntos en 36 minutos. El serbio, por su parte, también se quedó en cuartos al caer con el Akasvayu de Pedro Martínez y Diego Ocampo ante el Madrid de Plaza (73-60), con seis puntos (3/3 en tiros de dos) y tres rebotes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios