betis - getafe · informe técnico

Con extremos puros sí aparece el 4-4-2

  • Los cambios de Campbell y Vadillo mejoraron al Betis.

Apostó Pepe Mel por el mismo sistema que emplease en Valencia, con la única novedad de la entrada de Juan Carlos por Campbell y al Betis le costó manejar el partido. Con Cañas y Beñat como únicos garantes del centro del campo, los verdiblancos se vieron en inferioridad, a la vez que no realizaron la presión en zonas tan adelantadas, la única manera de paliar ese déficit numérico en la zona central. Pabón, Juan Carlos, Jorge Molina y Rubén Castro se dispusieron demasiado alejados, sin conectar con un Beñat presionado tanto por Barrada como por Xavi Torres y Borja, y al Betis le faltó clarividencia.

Todo viró con la entrada de Vadillo y Campbell, dos extremos puros que sí le dieron sentido a ese 4-4-2 por el que apuesta Mel, aunque fue insuficiente.

Defensa

Las continuas pérdidas en zonas peligrosas complicaron la tarea de la defensa, aunque los mayores apuros llegaron en jugadas de estrategia, ya que los precisos lanzamientos de Pedro León llevaron la incertidumbre a la portería de Adrián. El propio extremo trajo en jaque a Nacho mientras tuvo oxígeno, aunque su físico no le dio para todo el partido.

Tras el descanso, Amaya y Paulao dieron un paso adelante que ayudó al mediocampo y el Betis apenas sufrió en algún balón a la espalda de sus centrales que intentó cazar Colunga.

Ataque

Con el tridente más Juan Carlos, los de Mel se mostraron menos activos que cuando Vadillo y Campbell entraron por el madrileño y Jorge Molina. Y es que Pabón, voluntarioso en la banda, genera mucho más peligro jugando por dentro. Suya fue la mejor ocasión bética, aunque le falta compenetrarse mejor con el ayer casi desaparecido Rubén Castro.

Como ocurriera con su rival, los verdiblancos también generaron peligro a balón parado, con un Beñat que también lo intentó sin éxito de forma directa.

Virtudes

La sensación de peligro que ofrece el equipo en los metros finales, incluso en los días más planos. Adrián completó una excelente actuación para dejar otra vez su portería a cero.

Talón de Aquiles

El mediocampo sufre para llevar el control cuando aparecen cuatro delanteros y el equipo no presiona en zonas adelantadas. Pabón, además, rinde mejor como punta que en la banda.

Uno por uno

Adrián Realizó hasta tres paradas de mérito, además de mostrarse muy seguro en el juego aéreo.

Chica De menos a más, tapó bien su banda e intentó desdoblarse en ataque.

Amaya Se impuso siempre en el juego aéreo y su paso adelante tras el descanso metió al equipo arriba.

Paulao Como el resto de la zaga, mejoró con el transcurso del partido. Dudó en alguna jugada de estrategia visitante.

Nacho Pasó apuros con Pedro León mientras éste tuvo oxígeno. Luego fue capaz de subir la banda y generar alguna jugada de gol.

Pabón Trabajador en el inicio cuando jugó escorado a la derecha. Su fútbol mejoró tras el descanso cuando Mel lo colocó en punta. Tuvo el gol en un disparo al primer palo que desvió Codina.

Cañas Sufrió con los espacios que generó de salida el equipo, luego fue a más.

Beñat Al igual que Cañas, se vio con demasiado campo al inicio y le faltó clarividencia para el último pase. Vio la amarilla que buscaba.

Juan Carlos Apenas lo intentó frente a un central reconvertido como Rafa.

Jorge Molina Perdido en zona de nadie en su intento de ayudar al mediocampo. 

Rubén Castro Apenas apareció donde suele hacerlo, en los metros finales, aunque Borja le hizo penalti.

Vadillo Aportó dinamismo, desborde y presión.

Campbell Reactivó al equipo, dio un pase de gol a Pabón y luego se diluyó.

Igiebor Demasiado previsible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios