La indignación de Paco Chaparro

Comentarios 4

Paco Chaparro está indignado. La severa sanción del Comité de Competición, que obró al dictado del presidente de la Federación Española, Ángel María Villar, tiene en vilo al trianero, quien aunque se centre en su rival de esta tarde en el Reyno de Navarra, Osasuna, no se corta cuando le preguntan por la ignominia sufrida por el equipo y el club que defiende.

"Es una decisión, dura, complicada y precipitada por ser extrema. La tomaron sin escucharnos. Se ha castigado a una afición que ha hecho algo que nunca se había visto. En su momento diré cosas que ahora no quiero decir. Cuando esto termine, hablaré de cosas que nadie dice. Que deben decirse. Han hecho lo que el Athletic decía que había que hacer. Espero que la sanción no se lleve a efecto. Lo que sí digo es que las últimas decisiones tomadas al respecto han tenido relación con San Mamés, campo como otros en los que han pasado cosas también", se sinceró el entrenador bético.

Incluso le molestó que el guardameta Armando se haya recuperado ya, asunto en el que quizá no debió haber entrado. "Parece que no veía, que tenía seis u ocho puntos y creo que va a jugar esta semana, cuando tenía para tres. Se ha recuperado nada más saberse la sanción", espetó, antes de añadir: "En el último partido en casa estábamos en una situación muy favorable para ganarlo, pero se suspendió. Los tres puntos todavía no se han perdido, porque yo creo que va a haber recursos. La decisión es dura, muy complicada, muy rápida, creo que deberían haberse tomado más tiempo".

Aun así, Chaparro piensa en un posible destierro. "Tenemos que pensarnos dónde vamos a jugar. Es peligroso meter a tanta gente en carretera", dice en alusión a la idea de que deportivamente es mejor jugar en Cádiz que en La Cartuja.

Con todo, Osasuna es lo principal, aunque apenas se haya hablado del partido. "Estamos con ilusión. Es una semifinal. Las finales llegarán dentro de poco. Estamos mentalizados para puntuar y sabiendo que será complicado hacerlo en un campo que, además, no estará en las mejores condiciones. Vamos a sufrir, tela como ya he dicho. El sábado podíamos haber ganado, pero el partido se suspendió", vuelve a lamentarse el técnico, que también explicó la baja de José Mari: "Tiene una lesión en el cuello y no viaja. Se entrena con ganas, pero entrar el la lista es complicado. Si lo recuperamos sería magnífico".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios