Contra la "inseguridad" en casa

  • Marcelino pide el apoyo de la grada recordando que la derrota ante el Granada le hizo mucho daño al equipo en materia de confianza · "Intentaremos que se vea a un Sevilla mejor que el de Zaragoza", dice.

Marcelino empieza a intuir que, a falta de resultados que se esperaban, llegan los partidos importantes. La victoria en Zaragoza ha amortiguado el ambiente crispado que dejaron en Nervión dos derrotas consecutivas ante Granada y Athletic, así que ahora falta refrendar ese atisbo de mejoría en La Romareda, incompleta porque en la segunda parte le faltó controlar más el juego.

Pero el técnico está confiado y espera buenas prestaciones por parte de sus jugadores. "Pasamos una racha negativa de resultados y pudimos modificarla en Zaragoza. Ahora tenemos que ratificarlo en casa y para ello tenemos que mostrarnos solventes en casa otra vez", dijo el de Careñes, que sabe de la importancia de la afición y del efecto -negativo en algunos casos- que tiene en los jugadores. "Nosotros empezamos bien la temporada en casa, pero últimamente nos está costando. Creo que la derrota ante el Granada nos hizo mucho daño a nivel de confianza y seguridad, pero estoy seguro de que nos mostrarán (los aficionados) sus ánimos desde el minuto uno hasta el noventa".

Marcelino también fue preguntado por las estadísticas de goles recibidos en los últimos minutos y también en el Sánchez-Pizjuán. "Si de diez goles encajados, ocho han sido en casa, eso tiene que ser por la inseguridad, pero nuestro objetivo son los puestos de Champions y para eso tenemos que ser más solventes", indicó para luego valorar el hecho de jugar en lunes. "Es un poco raro, ves que van jugando todos y tienes que esperar. No es lo habitual, pero es lo que nos han asignado y no va a tener influencia alguna ni en el juego ni en el resultado".

En cuanto al Getafe, Marcelino tiene claro sus peligros. "Es un rival que ha cosechado siempre aquí en los últimos años, y cada vez lo ha hecho con más solvencia. Queremos romper esa racha aunque no nos influya para nada en lo que pueda ocurrir en el partido", dijo el técnico, quien reconoce otro ánimo en sus pupilos: "Tenemos más moral debido a la última victoria y vamos a intentar dar una satisfacción a nuestros aficionados. Se ha notado en el entrenamiento más autoestima. Las derrotas entristecen y el partido ante el Athletic nos dejó tocados, pero ahora buscamos una victoria muy necesaria que nos permitiría poder sumar dos consecutivas por primera vez. El ambiente cambia para bien y esperamos aprovecharlo. Haciendo lo que sabemos y ayudados por la grada, la victoria se debe quedar aquí". "Intentaremos ver un Sevilla mejor que el de Zaragoza, con mayor número de buenos minutos", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios