real betis

En manos de Competición

  • Si se atienden los atenuantes del Betis, el castigo sería una falta leve o grave, que no implica cierre del estadio · El 'principio de pro competiciones' juega a favor de la reanudación

Comentarios 45

La noche fue dura en Heliópolis. El consejo de administración se marchó a última hora del estadio, tras esperar el acta arbitral y condenar por enésima vez la agresión. De todas formas, un análisis pormenorizado del asunto, según fuentes consultadas por este periódico, no hace ser del todo pesimistas, aunque la animadversión mostrada por los comités contra el Betis en esta temporada abre el abánico de posibilidades.

Mañana se reúne el Comité de Competición, que deberá resolver, en primer lugar, sobre la continuidad del partido, algo que afecta al aspecto reglamentario de la sanción. En este asunto, se confía en que la decisión sea afirmativa, pues todos los precedentes del fútbol español así lo indican, debido al principio de procompeticiones, doctrina que se estima la apropiada y por la cual se deben agotar todas las vías para que todos los encuentros de competición se celebren y se disputen en el terreno de juego, aunque sea a puerta cerrada. A esto se acude ya que el partido no era de alto riesgo, no había existido un caldeamiento anterior del ambiente, los jugadores mantuvieron un comportamiento deportivo en todo momento y, además, la agresión es un hecho inconexo y aislado, de la que no se puede responsabilizar al club.

Sobre el aspecto disciplinario de la sanción, por su parte, Competición, en teoría, abrirá mañana un expediente para establecer unos plazos de alegaciones a los clubes. En este sentido, que afecta a la multa y a la posible clausura del estadio, se apunta a que la sanción debería ser catalogada como leve, o grave en todo caso, por lo que no se cerraría el estadio bético, algo que sí ocurrió el año pasado al ser catalogados como muy graves.

Las diferencias entre las situaciones son amplias. Para empezar, el presunto agresor fue detenido inmediatamente y con la colaboración de los aficionados. Además, el Betis realizó un comunicado de condena de los hechos a los pocos minutos de ocurrir los mismos, y esto fue reflejado por el árbitro en el acta, al igual que el hecho de que la botella sea de las que se expende legalmente en el estadio. A esto se une que la lesión de Armando se califica como leve, salvo que existan complicaciones posteriores. Por último, el Ruiz de Lopera no está apercibido de cierre en esta temporada, por lo que, en todo caso, ahora sí lo sería.

La opinión del Athletic es algo diferente, aunque el conjunto vasco comunicó ayer que esperará la decisión del comité para realizar una valoración más profunda. "Tenemos el ejemplo del Dinamarca-Suecia que ni se jugó. Si la sanción consiste en jugar en La Cartuja en lugar del Ruiz de Lopera los minutos restantes, no estaríamos de acuerdo. Ya es hora de que en el fútbol también seamos europeos", explicó Patxi Xabier Fernández, jefe de prensa del club rojiblanco.

El asunto está en manos de los comités, los mismos que fueron atacados la temporada pasada por Lopera y que tanto han castigado al Betis en ésta, y eso juega en contra de los intereses béticos. Pero los atenuantes béticos despiertan cierto optimismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios