En la mar como en la sala de estar

  • Alfredo Gómez Bermudo. Subcampeón de la Copa de España de vela y gestor del club CAND Chipiona

¿Por qué le gusta tanto el mar, navegar? "Nací el 10 de julio de 1988 y a final de mes ya estaba en el barco de mi padre". Alfredo Gómez Bermudo tuvo su bautismo de mar en un velero y Chipiona es su segundo hogar. Allí se relaja, en su bote Laser Standard, cuando el proyecto de fin de carrera de Arquitectura lo agobia más de la cuenta.

A sus 23 años, atraviesa un año duro. Una pubalgia le ha retrasado la actual temporada de vela ligera. "En mayo ya quedé tercero en la Copa de Andalucía. A ver si estoy a tope para el Campeonato de España en octubre". Empezó a despuntar en 2009. Ganó la Liga Náutica de Cádiz, fue campeón del Open Nacional de Laser de aguas interiores y cuarto en el ranking nacional de la categoría. En 2011 fue quinto del ranking nacional, subcampeón de la Copa de España y campéon de la Copa de Andalucía. Ahora trata de enderezar el rumbo.

Entretanto, se dedica a organizar regatas en el CAND (Club de Actividades Náuticas Deportivas) Chipiona, del que es cofundador y actual gestor. Acaba de organizar el II Campeonato de Invierno de este joven club, que hubieron de organizar los usuarios del puerto chipionero porque las desavenencias entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía amenazaban con la desaparición del recinto deportivo. Al éxito por el camino de la autogestión. Él mismo ha participado en esta regata con el barco de su padre, de precioso nombre que no desdice de su buen navegar: Malandar. "El nombre es por la Punta Malandar, donde termina el Guadalquivir junto a Doñana". Quedaron segundos. Una cosa es gestionar y otra regatear.

Pero lo que de verdad apasiona a Alfredo es su Laser Standard. "Es categoría olímpica. Depende todo de ti, tu mente, tu físico contra todos en igualdad de condiciones". Unos Juegos ya son palabras mayores. "En la vela ligera sólo va un representante por país y categoría. De la vela viven los tres mejores de cada clase. Yo lo asumo por pura afición". Y por puro amor a la mar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios