Deportes

No se mueve un varal

  • El club sigue esperando que se produzca alguna salida para poder ir al mercado a por el lateral y el central que quiere Míchel · Del Nido, Monchi y Orta mantuvieron ayer una reunión con el entrenador.

Comentarios 7

El Sevilla sigue a la espera de que alguno de los futbolistas a los que los técnicos han comunicado que van a tener difícil jugar deje hueco en la plantilla. Ni Escudé, ni Guarente, que eran los más cercanos a salir, ni por supuesto Romaric ni Acosta dejan por el momento la plantilla que se entrena a las órdenes de Míchel.

El francés es el que más cerca lo tiene, pero no hay nada cerrado pese a que ayer mismo desde su país se anunciara que su fichaje por el Besiktas era un hecho a cambio de un millón de euros. France Football daba por cerrada la operación y hablaba incluso de que Escudé, uno de los supervivientes del Sevilla de los seis títulos, iba a firmar dos temporadas en el club turco.

Pero la realidad es otra bien distinta. El interés del club de Estambul no ha cristalizado en acuerdo alguno y fuentes directas de la negociación aseguraban ayer a este diario que no hay nada, por lo que habrá que seguir esperando. Además, el fútbol chino también seduce a Escudé y su destino no hay que descartar que sea el mismo que el de Kanoute por las cifras que por allí se están moviendo.

Pero aquí en Europa el mercado sigue parado y el Sevilla se está encontrando con estos problemas, unidos a su falta de liquidez para fichar. Los puestos de central y lateral derecho son los que más dolores de cabeza provocan tras las negociaciones frustradas con el Cata Díaz e Iván Piris, una muestra ambos casos de lo que supone que el Sevilla no esté en competición europea.

Toca decidir y en este sentido, ayer mantenían una reunión el entrenador, el presidente, el subdirector general deportivo y el secretario técnico. Míchel, Del Nido, Monchi y Víctor Orta cenaron para discutir, sobre todo, el paso a seguir con el asunto del lateral derecho. En el mercado no abundan y, si no hay salidas, la situación financiera del Sevilla tampoco es la más idónea. De hecho, la solución de Piris era la ideal por las condiciones de la operación, una cesión por una temporada con opción de compra. El desembolso inmediato era de 500.000 euros y el pago para hacerse con la propiedad (4,5 millones) podría decidirse si el próximo presupuesto lo permite con una clasificación europea.

Ahora, será difícil para el Sevilla encontrar una opción parecida -buena y barata- en un puesto en el que ni el Real Madrid encuentra futbolistas. Monchi y Del Nido quieren saber si Míchel puede comenzar la temporada con Coke y con Cala -quien ha actuado en la pretemporada en ese puesto- en el lateral.

¿ y luis alberto?

Otros futbolistas que también están pendientes de solucionar su futuro son Luis Alberto y Salva. Ambos se presentan hoy con el Sevilla Atlético después de que pasaran ayer los reconocimientos médicos. Ambos están a la espera de que el club y sus representantes le busquen una cesión adecuada. Por Luis Alberto está muy interesado el Xerez, pero los protagonistas quieren apurar para ver si llega una opción de Primera. Por Salva se interesó el Racing de Juan Carlos Unzué, pero al final no cristalizó en nada al optar el equipo cántabro por el cadista Héctor Yuste.

Hiroshi, Dani Jiménez, Tano y Samuel de los Reyes son otros futbolistas que están pendientes de salir y que no cuentan para un Sevilla Atlético que empieza a entrenar hoy con 36 futbolistas, entre ellos muchos juveniles. Las caras nuevas son Martí Tapia (central del Cornellá), los argentinos Jonathan y Nahuel Menéndez (Chacarita Júniors), aunque el segundo irá al juvenil División de Honor, y el albano-kosovar Buyaku (Arsenal).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios