real betis

La primera apuesta de Chaparro

  • La suplencia de Sobis y la vuelta de Melli al lateral , novedades · Toque, presión y tensión son las nuevas armas

Comentarios 0

Paco Chaparro, nuevo técnico del Betis desde la destitución de Héctor Cúper el pasado domingo, ayer mostró sus primeras intenciones de cara al once que podría presentar el domingo en El Madrigal frente al Villarreal. Después de los primeros entrenamientos del martes y el miércoles, donde empezó a conocer a la plantilla y trabajó sobre todo el apartado físico, el técnico verdiblanco realizó su primer partidillo once contra once. Una prueba en la que se vislumbró la primera apuesta de Chaparro.

Para la defensa, el trianero tiene claro que quiere hombres de la casa y con años en el equipo. Juanito y Rivas serían la pareja de centrales, relegando a Lima a la suplencia puesto que el otro defensa central con el que cuenta el equipo en estos momentos, Melli, regresaría a la única posición donde ha tenido continuidad desde su salto al primer equipo del Betis. El lateral derecho sería el puesto que ocuparía el jugador de Barbate. Esta variación no supondría la suplencia para Damià. El catalán avanzaría su posición hacia al extremo para aprovechar su buena llegada a la línea de fondo. Cuando estuvo cedido en el Racing hace dos años ya actuó en ese lugar del campo.

Para el lateral zurdo, con Fernando Vega tocado por una sobrecarga muscular y siendo sería duda para el domingo, Babic es el único lateral zurdo del primer equipo con el que cuenta Paco Chaparro. Sería una nueva oportunidad para el balcánico tras los desastres de su debut en Huelva y su nefasto partido en Bilbao jugando de extremo.

El cuanto al doble pivote, Arzu y Rivera son los jugadores que jugaron en el presumible equipo titular. El nazareno ya había convencido a Cúper en sus últimas actuaciones, mientras que al de Puertollano se le presenta una nueva oportunidad de demostrar si es válido para el nuevo Betis. Además, la lesión de un mes de duración de Juande, jugador al que conoce Chaparro a la perfección desde el Betis B, y el golpe que sufre Somoza -por el que no se entrenó en la sesión de ayer- ayudan a que Rivera tenga la opción de hacerse un hueco en el equipo verdiblanco.

En cuanto a los cuatro hombres que formarían el juego de ataque, Chaparro los alineó en el once que se enfrentaba a los presumibles titulares anteriormente mencionados. Con Damià por la derecha, Caffa sería el que se situaría en la banda opuesta. Mark González ya se entrena al mismo ritmo que sus compañeros, aunque aún es pronto para exigirle el cien por ciento, por lo que el chileno parte con más opciones. Con las dos bandas ocupadas, quedarían dos puestos para tres hombres. Chaparro colocó en un mismo equipo a Edu y Pavone, dejando a Sobis en otro de ellos, pero en el costado diestro. Todo esto hace pensar que el brasileño sería el principal damnificado de la primera apuesta de Chaparro. Sobis sólo se quedó fuera del partido disputado en el Camp Nou.

Con respecto a la sesión de entrenamiento, los grandes aspectos en los que más incidió el entrenador bético fueron en el rápido toque de pelota, en una presión adelantada para asfixiar la salida del balón del rival y en mantener la tensión en todo momento. Chaparro, en lo que se refiere a la presión lejos de su portería, detuvo el entrenamiento en numerosas ocasiones para corregir enérgicamente la posición de sus jugadores en el campo.

Un último detalle de la sesión fue la presencia de Toni y Rodri, jugadores del filial, en el entrenamiento. Chaparro tira de sus niños para sacar al Betis adelante.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios