La primera tarea, el portero

  • El club busca un guardameta joven pero de perfil pujante que obligue a Beto a competir y un destino para Javi Varas y Julián. El italiano Cragno, el portugués Ricardo y Joel, opciones.

Comentarios 4

Se acabó la temporada y el runrún de los movimientos del mercado le arrebata protagonismo a lo meramente deportivo, entre otras cosas porque lo deportivo se acaba con el final de la competición. En este sentido, no se trata de que la dirección deportiva inicie la búsqueda de jugadores en puestos determinados porque el trabajo ya está hecho, pero sí es el momento de empezar a definir estrategias.

Así, uno de los puestos, quizá el que más, en el que las cosas están más claras es en la portería. El Sevilla lleva más de un año estudiando bien el mercado de los guardametas, entre otras cosas debido a que el pasado verano ya intentó mover una demarcación en la que al final las cosas no salieron como el club quería. Fue la pieza de Javi Varas la que no terminó de encajar, ya que la idea de Monchi era que el de Pino Montano abandonara el Sevilla tras su cesión en el Celta, pero su alta ficha impidió que el meta sevillano encontrara una salida acorde a sus necesidades. Ahora, un año después, volvemos a estar en las mismas, pero la dirección deportiva ha tenido tiempo de estudiar el proyecto y tiene claro desde hace bastante que va a fichar a un portero que sea una competencia real para Beto, héroe del final de la campaña tanto por su actuación en la tanda de penaltis de la final como la protagonizada ante el Betis en cuartos.

En este sentido, el Sevilla tiene muy definido el perfil y tiene claro también que es un puesto que, a diferencia de otros, no está pendiente de variables como renovaciones, salidas, ventas u opciones de compra. Monchi quiere un portero joven, pero a la vez con la suficiente fuerza como para ser en cualquier momento una alternativa fuerte y capaz de hacerse con la titularidad que ahora mismo nadie discute a Beto, que bien es cierto que pasó por fases de dudas durante la pasada campaña.

El Sevilla tiene varios nombres en cartera y al final se decantará por uno de ellos. Ya intentó esta maniobra con Dani Sotres, meta del Racing e internacional sub 21 que no llegó en verano a Nervión por la comentada continuidad de Varas, pero Sotres firmó al final por el Recre. Mucho se ha hablado de Keylor Navas, pero las intenciones del Sevilla, ahora mismo, no son las de hacer un gasto por un portero muy codiciado.

Gustan más, por ejemplo, las opciones de dos porteros de nivel que en un futuro pueden estar en un estado superior. Uno de ellos es el meta del Brescia, equipo de la Serie B italiana, y otro es Joel Robles, ex atlético y en las filas del Everton sin jugar tras un paso también por el Wigan.

El primero de ellos tiene un cartel en Italia muy atractivo. Alessio Cragno tiene sólo 19 años (el 28 de junio cumple 20) y es internacional con la azurra sub 21. Ha jugado 32 partidos con el Brescia y es seguido por varios clubes alemanes. Las dudas estarían en su excesiva juventud y en que no es un portero muy alto, 1,82, pero diferentes técnicos lo han espiado y hay buenos informes.

Joel es algo diferente. Con el perfil de un portero alto (mide 1,92), va a cumplir 24 años en junio y está más cotizado, pues el Everton, que lo firmó hasta 2018, pagó más de cuatro millones de euros al Atlético el pasado verano, época en la que el Sevilla ya estaba atento tanto a su situación como a la de otras opciones. Por ejemplo, en el mes de diciembre Monchi ya le hizo una oferta a Roberto, portero ex zaragocista que también pertenecía al Atlético y que el Olympiacos de Míchel ató ejerciendo su opción de compra antes del plazo previsto para ello.

En el caso de Joel, aparte de su precio, jugaría en contra del Sevilla la presencia de su valedor en el banquillo del Everton, el español Roberto Martínez, así que el Sevilla maneja también otras opciones reales. Una de ellas es el portugués Ricardo Nunes, del Académica de Coimbra. Éste es un portero más veterano (tiene 31 años), pero con la particularidad de que termina contrato. Su club le ha hecho ofertas de renovación que el jugador ha rechazado. No obstante, sigue pendiente el futuro tanto de Varas como de Julián, que debe volver de su cesión al Almería, aunque podrían estudiar incorporarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios