Sevilla | barcelona· la previa

La puerta a las aspiraciones

  • Clave El Sevilla recibe al Barcelona con la posibilidad de encaramarse por fin a la zona europea si logra la victoria Vital Ganar supondría también para Jiménez zanjar muchas dudas y mirar sólo hacia arriba

Comentarios 4

Otro partido grande se anuncia esta noche en Nervión. Tanto por la calidad de la mayoría de los actores, como por lo mucho que habrá en juego. Las victorias ante Osasuna y Recreativo han llevado al Sevilla a volver a mirar arriba, a situarse bajo el umbral de las aspiraciones. Pero necesita vencer a un coloso que viste de azulgrana para abrir esa puerta y entrar definitivamente en la lucha por los objetivos nobles, esos por los que arrancaba el pasado verano atendiendo a su mayúsculo presupuesto.

Mucho ha cambiado el decorado desde la última comparecencia casera del bloque que adiestra Manolo Jiménez. Hace dos semanas, salía por la bocana de vestuarios Osasuna con el cuchillo entre los dientes, como luego demostró, para salir de la zona caliente; y el Sevilla litigaba más o menos por lo mismo, por dejar de mirar con justificada inquietud a la cola de la tabla. Pero esta Liga de tres puntos, que además se presenta especialmente apretada al estar la mayoría de equipos en una horquilla de cinco o seis puntos, te impulsa muy arriba a poco que seas capaz de encadenar dos victorias. Los blancos lo hicieron, y gracias también a los titubeos de Villarreal, Atlético o Racing, los puestos que dan derecho a cruzar la frontera quedan a tiro de piedra de Nervión: una victoria esta noche hará dormir a los blancos en zona europea a costa del Racing de Santander, que juega mañana ante el Atlético de Madrid en El Sardinero.

Es tanto el tiempo que hace que los sevillistas no moran en esa anhelada azotea, que la inyección de moral sería extra. Entrar en zona continental supondría además derrotar al Barça, con el crecimiento en autoestima que ello siempre supone. Y este Sevilla de Jiménez ha salvado jornadas de esta Liga con cierto déficit en este apartado. Ha faltado fe, confianza en que el camino seguía siendo el correcto pese a que los resultados, sobre todo fuera de casa, decían lo contrario. Si hoy gana el Sevilla, muchas dudas se disiparán. El ambiente no será tan turbio y Jiménez seguro que no mirará de reojo al entorno. Todo irá más rodado.

Al entrenador de Arahal le ayuda una coyuntura más propicia en el vestuario. Por partes. Ha regresado Palop, uno de los puntales sobre la hierba y una de las voces fuertes en la trastienda, y lo ha hecho agradecido por la mano que le ha tendido Jiménez. Esa mano le hará jugar esta noche deseoso de corresponder a su técnico.

También han regresado Keita y Kanoute, otras dos piezas de la columna vertebral sevillista. Y con la mente limpia, sin factores que les hagan desviar la atención. Hasta enero, ambos trabajaron con la Copa de África en el horizonte. La cita con su selección pasó, y queda echar el resto vestidos de blanco con las medias negras, que asomará una Champions... y está en juego repetir el año que viene en la máxima competición del fútbol a nivel de clubes. En las declaraciones del siempre tibio Kanoute se han reflejedo esas renovadas ganas de volver a acoplarse al engranaje sevillista y subirse a esa cresta de la ola en la que viaja Luis Fabiano, el mejor goleador de la Liga y uno de los más fecundos de las grandes ligas.

O Fabuloso convierte en oro todo lo que toca, y Kanoute lo quiere aprovechar para que el gran beneficiado sea el Sevilla. Arriba, el conjunto nervionense inspira confianza a los suyos y temor al rival. El propio Frank Rijkaard ha reconocido en Barcelona, antes de llegar a Sevilla, que le preocupa la banda izquierda, con Oleguer como solución de urgencia para Diego Capel. ¿Y la derecha? Porque Daniel vuelve a ser Daniel, y Jesús Navas cumplió su sanción en Huelva...

Tener el arsenal en perfecto estado de revista invita al optimismo local, pero ojo. La empresa es derrotar a un equipo que pierde muy poco. Un equipo que es el favorito a ganar la Liga de Campeones en la mayoría de las casas de apuestas, incluidas las inglesas. Un equipo que hace menos de un mes apeó a los sevillistas de una competición en la que son los vigentes campeones. Un equipo que ve al Real Madrid más cerca en su pulso por la Liga. Un equipo que sigue siendo un equipazo a pesar de que falten Zambrotta, Puyol, Toure Yaya, Sylvinho, Eto'o y Bojan, todos habituales, más Ezquerro y Jorquera, suplentes casi siempre. Un equipo que tiene a Messi, Henry, Iniesta, Xavi... y Ronaldinho. Nombres propios para un cartel de lujo. Otro más por Nervión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios