Los nuestros | Nerea Fuentes. Jugadora del Cajasol Mairena Voley

Cuando la realidad supera los pronósticos

Nerea Fuentes Nerea Fuentes

Nerea Fuentes

Antes de que comenzase la temporada 2017-18 en la Superliga Femenina 2 de voleibol, a Nerea Fuentes le preguntaron cuáles eran los objetivos del Cajasol Mairena Voley, club en el que milita desde el verano de 2016.

Su respuesta, entonces acorde a la realidad del plantel y de la categoría, ahora peca de modesta. "Recuerdo que dije que no había grandes objetivos, que todo pasaba por mantenerse y, si se podía, mejorar los números del año pasado", se sincera la joven.

"Pero después de 13 jornadas y nueve victorias, ha quedado demostrado lo mucho que estamos trabajando para subir un escalón más", añade.

La realidad ha superado con creces la expectativas de Nerea y sus compañeras, muy efectivas en su feudo, el pabellón Marina Alabáu de Mairena del Aljarafe, y capaces de plantar cara a todos los rivales de una exigente categoría. Así las cosas, en su segundo año en la segunda división del voleibol femenino en España, el conjunto sevillano puede presumir de ocupar la tercera posición de la tabla. Casi nada.

"Nuestro rendimiento está siendo increíble, ni siquiera nosotras nos esperábamos estar tan arriba. Por eso ahora debemos mantener la concentración y los pies en el suelo, ir paso a paso y no confiarnos nunca", apunta Nerea como receta para prolongar tan idílica situación.

Pese a contar sólo 24 primaveras, Fuentes puede considerarse toda una veterana de su deporte, que empezó a practicar en el colegio cuando apenas tenía 6 años.

Lo que empezó como una actividad extraescolar más, pronto se convirtió en una rutina que fue sumando vivencias y algún que otro sacrificio, sobre todo a medida que avanzaban los cursos en el instituto y, cómo no, tras acceder a la universidad para cursar sus estudios de Grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

"De niña veía el voleibol como un juego, sólo quería pasármelo bien. Me lo empecé a tomar más en serio hará unos diez años, cuando me federé y me llamaron para la selección andaluza. Aquello me hizo muy feliz", rememora la jugadora del Mairena.

"Aquella época fue muy bonita. Tenía concentraciones a lo largo del año y los campeonatos de España se celebraban en abril. En dos de ellos subimos al podio y en otra ocasión quedamos cuartas", añade.

Ahora, convertida en uno de los pilares de referencia del Cajasol Mairena, Nerea Fuentes disfruta de la unidad que impera en el equipo: "Después de una temporada de debut -la entidad logró el ascenso por primera vez en su historia desde la categoría regional- que fue complicada, con prácticamente todo el vestuario recién llegado, hemos conseguido trabajar y jugar como bloque. Y por eso estamos teniendo tan buenos resultados".

En apenas seis días el Mairena retomará la competición recibiendo al Hotels Ciutat Cide. En la mente de Nerea, un deseo: que 2018 empiece tan bien como terminó un feliz, y en parte inesperado, 2017.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios