El realismo de Haro

  • "No tenemos que celebrar que le hemos ganado al colista", dice el presidente sobre el momento actual del equipo. Aplaza el anuncio de las decisiones hasta después del derbi.

Comentarios 3

Se esperaba con interés la comparecencia del presidente, Ángel Haro, después de que la victoria ante el Levante trajera cierta tranquilidad al entorno del Betis y, además, permitiera que el club siga avanzando en los cambios que se producirán de cara a la próxima temporada. Y el discurso de Haro fue realista, reconociendo que la temporada bética está por debajo de lo esperado, a la vez que emplazó a después del derbi para comenzar a desgranar la reestructuración del organigrama del club, con el adiós de Eduardo Maciá -ausente ayer en el almuerzo del club en la Feria- como primera medida.

"Todavía queda algo para conseguir la permanencia, no hay que relajarse. El resultado favorable del otro día nos da tranquilidad, pero no podemos caer en la relajación", fue la primera respuesta del presidente, que posteriormente ahondó en ese análisis de lo que es y lo que debe ser el Betis: "Estamos algo mejor que otros años, pero no hay que relajarse ni hay nada que celebrar. No tenemos que celebrar que le hemos ganado al colista, sino mirar hacia arriba. El Betis no puede estar continuamente mirando hacia abajo. La Feria será más tranquila cuando estemos luchando y celebrando otras cosas porque ése es el objetivo".

Se le cuestionó a Haro por el futuro de Eduardo Maciá, a quien la pasada semana ya se le comunicó que no continuaría en su actual cargo, después de que en el club no se esté satisfecho con su trabajo. "Me gustaría centrarme en los próximos tres partidos, son importantes y nos jugamos mucho. Tenemos que seguir puntuando, después de la semana del derbi habrá novedades al respecto y os contaré un poco cuál será el futuro", respondió el máximo dirigente bético, que eludió nombrar al director deportivo y que explicó uno de los motivos que lo llevan a aplazar el anuncio sobre las decisiones de futuro que se irán tomando en la entidad verdiblanca: "No queremos distraer a la plantilla ni al club con otros temas. Tenemos ahora tres partidos en diez días, hay que centrarse en conseguir puntos. El objetivo no es sólo permanecer en Primera División, sino conseguir una posición más alta, sobre todo teniendo en cuenta los ingresos por los derechos televisivos. Queda trabajo, hay que tomar medidas, no muchísimas pero sí hay que tomarlas. Estamos preparados para ello. Salvarnos cuanto antes nos permitirá planificar mucho más. Eso no significa que no se esté trabajando ya, pero cuando lleguemos a una cantidad de puntos razonable podremos hablar mucho más del futuro".

Y es que Haro quiere un Betis a la altura de su afición, como se comprometió a conseguirlo a medio plazo. "La sensación es que el bético está sufriendo. Es normal que la gente esté nerviosa, en el partido del Levante el equipo estaba atenazado aunque consiguiera los tres puntos. Cuando el bético sufre no lo pasamos bien", dijo el presidente, que también se mostró optimista con la posibilidad de que el filial verdiblanco acabe consiguiendo la permanencia: "Ahora lo vemos con otro aire. No sabemos si vamos a llegar a tiempo, confío en que sí podemos. Estamos viendo muy enchufado al equipo y estamos muy contentos con el trabajo de José Juan Romero. Hay esperanzas".

Sin estridencias, pero claro y rotundo en su mensaje, como también lo viene siendo en estos meses desde que asumió la presidencia. Así compareció Ángel Haro, que para finalizar su intervención tuvo palabras de elogio para Rubén Castro, el factor más decisivo de este Betis: "Será muy complicado encontrar a alguien que le dé tanto al Betis como le ha dado Rubén. Es prácticamente imposible, estamos muy agradecidos a su trabajo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios