Un relevo muy costoso

  • El vacío que dejó Marcelino en Huelva no ha sido ocupado por Víctor Muñoz · La marcha de jugadores como Uche y Cazorla minó el poder ofensivo del Decano

El Recreativo de Huelva realizó la pasada temporada, sin duda, su mejor ejercicio en la élite del fútbol español. Primero, por lograr la permanencia en su tercera campaña en Primera División, algo que no había conseguido en su historia. Y segundo, por desplegar un juego muy atractivo que lo llevó a estar peleando por entrar entre los seis primeros hasta el último mes de competición.

Pero todo cambió con la irremediable marcha de algunos de sus jugadores más importantes (Cazorla, Uche, Mario, Viqueira...) y, sobre todo, de Marcelino García Toral. El entrenador que lo había devuelto a Primera y el técnico que ahora tiene al modesto Racing como el equipo revelación en puestos europeos. La llegada de Víctor Muñoz, un preparador de largo recorrido en la Liga española, supuso un cambio en cuanto a la concepción del juego. No tanto en la disposición de los futbolistas en el terreno, ya que ambos preparadores utilizan el 4-4-2, como por la calidad de la plantilla que tuvo a sus órdenes el asturiano y el orden que éste imponía a sus jugadores. Esa situación ya no existe en este Recreativo.

Sustituir a un centrocampista de la calidad de Cazorla por Camuñas, o la titularidad del siempre habilidoso Javi Guerrero tras la marcha de Uche al Getafe, son detalles que dejan muy claro que al Decano le espera un año de mucho sufrimiento. La esperanza a la que se agarran en Huelva es al buen año de su nuevo portero Sorrentino y a la indiscutible calidad de Sinama en la punta del ataque, un jugador que ya ha demostrado en varias ocasiones que se le da bien el Betis.

sin balón

Víctor Muñoz es un entrenador muy atrevido y sólo coloca un jugador defensivo en el centro del campo. Los futbolistas de arriba tratan de incomodar la salida del balón del adversario. Uno de los problemas del equipo onubense a la hora de defender es su debilidad por los costados. Los equipos que le atacan por las bandas suelen hacerle mucho daño a los de Víctor. Pampa Calvo y Dani Bautista, los laterales que actúan como titulares habitualmente, tienen más vocación ofensiva que defensiva, lo que crea unos huecos enormes para los extremos rivales. La zona más potente del Decano es su pareja de centrales, sobre todo con la grata sorpresa del uruguayo Martín Cáceres.

con balón

El Recreativo tiende a jugar por el centro. Víctor Muñoz no es muy amante del juego de bandas y aglutina mucha gente por el centro para dejar espacio a la subida por sorpresa de los laterales. Uno de los grandes problemas del Recre es la ausencia de un jugador que dé el pase final. El Viqueira que tuvo en buena parte de la pasada temporada o el Cazorla que ahora hace las delicias del público de El Madrigal. El portugués Carlos Martins fue contratado para llenar ese hueco y, hasta la fecha, ha demostrado que es un centrocampista con mucha llegada y gol, pero tiende a desaparecer y su cualidad no es el pase.

lo mejor

Una plantilla joven y con hambre de sacar al equipo de abajo.

lo peor

Sólo el Levante anota menos goles que el Recreativo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios