FÚTBOL DIVISIÓN DE HONOR JUVENIL

Un rival inesperado

  • El Betis se deja el liderato en Córdoba al no ser capaz de sacar partido del empate del San Félix

El bético Manolete intenta evitar que se marche un rival. El bético Manolete intenta evitar que se marche un rival.

El bético Manolete intenta evitar que se marche un rival. / juan ayala

El Betis desaprovechó una ocasión idónea para recuperar el liderato del Grupo IV, pues el empate del San Félix en casa frente al Antequera (0-0) hacía que dependiera de sí mismo.

Un punto separaba al conjunto de Pablo del Pino del cuadro malagueño, distancia a priori salvable, por mucho que el choque se desarrollara lejos de la ciudad deportiva verdiblanca.

En poco más de cinco minutos, el local Julio desbarató a la defensa verdiblanca

Pero el Córdoba se erigió en enemigo inesperado del Betis y demostró que las quinielas, por más que se presuman aseguradas, pueden quedarse en papel mojado.

Nada hacía presagiar la derrota del equipo juvenil verdiblanco, que afrontaba el duelo con motivación, consciente de lo mucho que estaba en juego.

No obstante, el Córdoba empezó con fuerza. Verdú obligó a intervenir a Dani en un par de ocasiones y los nervios empezaron a apoderarse del Betis. Hasta que llegó la reacción visitante por medio de un potente disparo de Diego González que acabó estrellándose contra la madera.

Al filo de la media hora, Rodrigo puso en ventaja al Betis. El guión esperado. Pero los pupilos de Del Pino acabarían lamentando no contar con una renta mayor.

Sobre todo porque en el minuto 55 Julio se encargó de igualar el choque, certificando la mayor posesión y acierto del Córdoba.

Y cuando el Betis se disponía a buscar el 1-2, el segundo tanto de Julio reveló que la empresa verdiblanca no iba a ser sencilla.

En los compases finales, Llamas abortó el empate visitante y el Córdoba dispuso de un par de ocasiones para ampliar el marcador a su favor. No se materializaron, pero había tumbado al aspirante a líder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios